Colisión múltiple al nordeste de Londres a causa de la espesa niebla
Colisión múltiple al nordeste de Londres a causa de la espesa niebla - AFP
Tráfico

Así son el carné por puntos, las sanciones, la velocidad máxima y la siniestralidad en otros países europeos

En países como Francia, el número de muertos también asciende, como ha ocurrido en 2016 España. En el Reino Unido, 2015 fue el año con los segundos mejores registros

Londres/Berlín/Roma/París/Portugal Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

12345
  1. Reino Unido

    Colisión múltiple al nordeste de Londres
    Colisión múltiple al nordeste de Londres - AFP

    En el Reino Unido opera el carnet con doce puntos, si se pierden en un plazo de tres años todos te quedas sin licencia de conducir.

    Actualmente mueren en accidentes en las carreteras británicas unas cinco personas al día. El primer año oficial con registros, 1926, fallecieron 4.886. El peor año fue 1996, con 7.985 muertos, desde entonces se ha registrado una fuerte bajada, con el carnet de puntos y duras sanciones. El último año con datos publicados, 2015, fallecieron 1.732 personas y fue el segundo mejor tras 2013.

    El límite de velocidad en zona urbana es de 48 km/h y en autopista, 112 km/h. En carreteras comarcales, 96 km/h y en segundarias de dos carriles, 112 km/h.

    Cada año pierden el carnet por sanciones 250.000 británicos.

    Las multas por exceso de velocidad se sancionan con retirada de 3 a 6 puntos y multa máxima de 2.500 libras. Si superas en un 50% el límite de velocidad pierdes el carnet al instante.

    Beber al volante tiene categoría de delito, y aun así unos cien mil conductores cada año no pasan los test de alcoholemia. No hay techo para las multas por alcohol, la usual es de 5.000 libras y tres años sin carnet. Las penas de cárcel van de tres meses a catorce años por causar muerte por conducción peligrosa.

    Utilizar el móvil al volante son mil libras y tres puntos. Solo cogerlo, sin llegar a hablar, supone una multa de 60 libras y tres puntos. También se sanciona comer o maquillarse mientras se conduce.

    No parar ante un accidente en el que estás implicado lleva a la retirada inmediata del carnet, multa de hasta 5.000 libras y de seis a ocho puntos.

  2. Alemania

    Accidente de tráfico en Oberweissbach, al este de Alemania
    Accidente de tráfico en Oberweissbach, al este de Alemania - AFP

    Está vigente desde 1999 un carnet por puntos según un sistema de acumulación: las sanciones suman puntos y con 18 es retirado.

    Un adelantamiento prohibido supone una sanción de 1 punto; un giro poniendo en peligro a los peatones 2; saltarse un stop 3; o conducir bajo los efectos del alcohol entre 5 y 7. Cuando el conductor ha acumulado entre 8 y 13 puntos se le envia una amonestación y se le invita a participar voluntariamente a un seminario de formación. Con 14 a 17 puntos el seminario es obligatorio y si ya asistió a uno en los últimos cinco años, se le envía además una amonestación. La asistencia voluntaria a la consulta de un psicólogo significa una rebaja de 2 puntos.

    Cuando el conductor obtiene 18 puntos, se le obliga a recibir ayuda psicológica y se procede a la retirada del permiso.

    La velocidad máxima permitida es 90-100 km/h en vías convencionales y 30-50 km/h en ciudad. En las autopistas varía según los tramos y los hay sin limitación alguna.

    En cuanto al número de muertos, la tasa de accidentes mortales en carretera es de 43 por cada millón de habitantes. En 2015 se registraron 3.306 muertos.

    El parque móvil alemán tiene una edad media de 8,1 años y la red de carreteras alemana ha perdido buena parte de su esplendor de los años 60 y 70 por falta de inversión. Soporta el triple de tráfico del que está diseñada. Alrededor del 15 por ciento de sus 70.000 puentes se consideran en «estado crítico» y la mitad son de mala calidad, de acuerdo con el Instituto Alemán de Asuntos Urbanos, financiado con fondos públicos en Berlín. Alemania ha caído al número 7 en el ranking del Foro Económico Mundial de 140 naciones en infraestructuras, desde el tercer lugar que ocupaba en 2013.

  3. Italia

    Accidente en la localidad italiana Lamezia Terme
    Accidente en la localidad italiana Lamezia Terme - AP

    Este país introdujo el carnet por puntos en 2003. Todo automovilista dispone inicialmente de 20 puntos. En caso de infracción del código de circulación, se impone una multa y además se quitan puntos entre 1 y 10. La pérdida de todos los puntos supone la retirada del carnet. En este caso, el automovilista está obligado a repetir el examen de conducir. El automovilista que comete infracciones, pero en los dos años sucesivos cumple con el código de la circulación y no sufre quita de puntos, se le reintegra el bono completo de 20 puntos. A quien no se le imponen sanciones, cada bienio tendrá dos puntos más, hasta un máximo de 30 puntos.

    La siniestralidad en Italia es de casi 10 muertos al día. El número de muertos en el primer semestre del 2016 fue de 1.466. En 2015, el total de muertos ascendió a 3.428.

    La velocidad máxima en autopistas es de 130 kilómetros por hora. Pero con malas condiciones atmosféricas, se reduce a 110 km/h. En las carreteras nacionales (extraurbanas principales) es de 110 km/h, en las regionales o provinciales (extraurbanas secundarias) es de 90 km/h y en las carreteras urbanas de 50 km/h.

    Los novatos con carnet de conducir, en los tres primeros años no pueden superar los 100 km/h en autopistas y los 90 km/h en las carreteras nacionales.

    En Italia se sanciona con pérdida de todos los puntos: superar el límite de velocidad en más de 60 kilómetros por hora; efectuar un adelantamiento en situaciones graves y peligrosas; transportar materiales peligrosos sin autorización; efectuar marcha atrás en autopista; circular por la vía de emergencia en autopistas o en carreteras nacionales; conducir en estado de embriaguez; darse a la fuga tras un accidente.

    Las sanciones económicas van desde los 38 euros hasta un máximo de 100.000 euros. Por ejemplo, tirar residuos desde el coche son 100 euros; efectuar apuestas sobre competiciones de velocidad no autorizadas, de 5.000 a 25.000 euros, con pena de 1 a 3 años de cárcel. Organizar, dirigir y tomar parte en una competición de velocidad no autorizada, de 25.000 a 100.000 euros, cárcel de 1 a 3 años, y retirada de carnet.

    La edad media del parque móvil italiano es de 10 años y el estado de la red de carreteras se suele calificar de pésimo. De hecho, la ley en Italia prevé penas muy severas para los gestores de las carreteras o autopistas si un accidente está causado por mal mantenimiento de las mismas.

  4. Francia

    Policías franceses comprueban los papeles de un coche
    Policías franceses comprueban los papeles de un coche - REUTERS

    En el país vecino, el carnet de conducir tiene 12 puntos y se van perdiendo según se comenten infracciones.

    Con 66 millones de habitantes, Francia tiene un parque automovilístico de 38.652.000 vehículos, que tienen una edad media de 8 a 7 años. Durante los tres últimos años, ha aumentado el número de muertos, víctimas de accidentes de carretera. Entre 1972 (16.545 muertos) y 2013 (3.268 muertos), el número de víctimas disminuyó sin cesar. Pero desde 2013, el número de muertos anuales ha vuelto a aumentar: 3.384 en 2014, 3.461 en 2015; se teme que en 2016 hayan sido más de 3.600.

    En carreteras generales y autopistas, la velocidad límite es de 90 km/h, 110 y 130 km/h. En las ciudades, la velocidad está limitada a los 50 y 70 km/h.

    El delito de fuga se castiga con retirada de 6 puntos y 75.000 euros de multa. Conducir con alcoholemia de 0,5 a 0,8 g/l se castiga con la perdida de 6 puntos y 135 euros de multa. Se castiga con la pérdida de 1 punto y 50 euros de multa el exceso de velocidad inferior a los 20 km/h. 

    Las multas, sin pérdida de puntos, son de este tipo: Conducir sin permiso, 15.000 euros. Mal estacionamiento, entre 35 y 135 euros. No presentación papeles del coche, entre 11 y 33 euros. Circulación por un carril bus, 135 euros de multa.

  5. Portugal

    Atasco en las vías de acceso a Lisboa
    Atasco en las vías de acceso a Lisboa - REUTERS

    Los límites de velocidad en Portugal oscilan entre los 50 kilómetros por hora de las zonas urbanas y los 120 de las autopistas, con dos cifras intermedias que corresponden a las carreteras (90 kilómetros por hora) y a las autovías (100).

    El sistema de multas es inmediato. Así, por ejemplo, hacer caso omiso de las indicaciones policiales, no respetar las señales o saltarse un semáforo pueden desembocar hasta en perder el permiso de conducir. De momento, no llega a esta consideración tan grave usar el teléfono móvil o arrojar desperdicios desde la ventanilla.

    En cuanto a los controles sobre los niveles de bebida, el tope se sitúa en 0,05% de alcohol en la sangre, que hasta implicaría dos años de cárcel para el infractor y la retirada del permiso. Los castigos que conllevan una sanción económica van de los 500 a los 2.500 euros.

    ¿Y la cuantía por exceso de velocidad? Pues en Portugal el mínimo son hasta 300 euros para la franja entre 51 y 69 kilómetros por hora, hasta 600 entre 70 y 89, hasta 1.500 entre 90 y 109 o hasta 2.500 a partir de los 110 kilómetros por hora. Eso por lo que se refiere a zonas urbanas, mientras que en las interurbanas el límite máximo se ubica en los 80 kms/hora.

    En absoluto pueden obtenerse reducciones en el pago de las multas, cuyo cobro resulta voluntario en los 15 días posteriores. Y la institución equivalente a la Dirección General de Tráfico puede retirar el carné de forma instantánea, con validez en territorio luso de hasta cuatro semanas. Es pertinente solicitar una reclamación, previo pago de una tasa de 15 euros.

    En 2015, Portugal registró 593 muertos en accidentes de carretera.