El Café o té diarios minimizan el riesgo de contraer demencia senil o Alzheimer
Harriet Wallberg, presidenta del Instituto Karolinska

El Café o té diarios minimizan el riesgo de contraer demencia senil o Alzheimer

CARMEN VILLAR MIR. CORRESPONSAL | ESTOCOLMO
Actualizado:

Según el informe presentado por el Instituto Karolinska de Solna (Estocolmo) denominado: «Factores de riesgo para enfermedades coronarias, envejecimiento y demencia», una o varias tazas de café o té diarios en edad madura, minimiza el riesgo de contraer más tarde demencia senil o el mal de Alzheimer (AD). Este estudio, realizado conjuntamente por científicos del Karolinska y de la Universidad finesa de Kuopi, tuvo como propósito determinar los efectos a largo plazo de la cafeína y de la teína en el sistema nervioso central de los humanos y conocer qué factores y procesos patológicos conducen al mal de Alzheimer que, como es sabido, comienza décadas antes de su manifestación física.

Sorprendentemente, los trabajos -realizados con miles de individuos entre los años 1972 a1978- determinaron que aquellos que consumieron café o té en edad madura corrían un riesgo mucho más bajo de sufrír demencia senil o Alzheimer que quienes no tomaban esas bebidas regularmente. El riesgo mínimo se registró entre los «cafeteros», o amantes del café, que tomaban entre 3 y 5 tazas diarias.

Según comenta la doctora Mía Kivipeito, del equipo científico responsable del estudio, «teniendo en cuenta el gran consumo actual de café en todo el mundo, nuestros resultados podrían tener implicaciones positivas en la prevención o retraso de los citados males». Cabe mencionar que horas más tarde de la publicación de este informe, en las cafeterías de las universidades nórdicas, se consumió más café y más té de lo normal.