ABC

Uno de cada cuatro alumnos admiten que el trabajo que desempeñarán en el futuro aún no existe

Un informe concluye que los alumnos de Formación Profesional están mejor orientados y son más realistas respecto a su futuro, mientras que los de Bachillerato creen que no tiene información suficiente para entrar al mercado laboral

MadridActualizado:

Con una muestra de 12.000 alumnos de 16 a 19 años, una encuesta realizada por Educa2020, Fundación AXA y analizada por GAD3 revela que en España empieza a reducirse la «mala fama» o supuesta «desventaja» del alumno de Formación Profesional respecto al que quiere estudiar un grado.

«Los primeros son más realistasy están más orientados. Además, los que hacen un módulo superior ya están pensando en el mercado laboral», aseguró Narciso Michavila, presidente de GAD3. Por otro lado, señaló que dentro del conjunto de alumnos españoles (Bachillerato y FP), un 27 por ciento admite que realizará un trabajo que aún no existe o que se renovará. En este último caso destacan cambios en carreras como Publicidad, Ingeniería Electrónica o Sociología, mientras que no ven cambios a futuro en Música, Ingeniería de Caminos o Pedagogía.

La encuesta también revela que los estudiantes de Bachillerato y FP de grado medio muestran escasa inclinación por el emprendimiento estando más interesados en trabajar como funcionarios (32%). Esta línea la rompen los madrileños, ya que parece no interesarles demasiado trabajar en la función pública (24%) aunque sí hacerlo en una multinacional.

«Es muy escaso el porcentaje de alumnos que se quieren dedicar a las ciencias o a las titulaciones englobadas bajo el término «STEM» (por sus siglas en inglés), que alude a tecnología, ingenierías, matemáticas, etc. Tenemos que preparar vocaciones científicas y formar alumnos de mente abierta, que hagan preguntas y no renuncien a la creatividad», advirtió Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación. Pero el problema no solo lo representan las ciencias. En España, solo un 68 por ciento de los alumnos sabe lo que estudiará. «Hay un claro déficit en la orientación para el empleo en el sistema educativo, sobre todo en Bachillerato», aseguró Michavila.

De todas formas, a medida que suben de nivel, los alumnos tienen más claro a qué se quieren dedicar. «En Bachillerato, solamente el 3,3% prefiere la opción de ponerse a trabajar frente a las de estudiar un grado universitario (11,5%). En el caso de los alumnos de FP de grado medio piensan en un módulo superior y estos últimos, un 31,7 por ciento, desea trabajar», aclaró Sara Morais, responsable de investigación de GAD3.

Los trabajos que los estudiantes sueñan con desempeñar son Ciencias Sociales y Jurídicas en primer lugar (44,2%); Ingeniería y Arquitectura (16,7%); Ciencias de la Salud (23,9%); Ciencias (10,5%) y Artes y Humanidades en un (4,8%). En cambio, los de FP optan (una vez terminen su ciclo de formación actual) por desarrollo de aplicaciones informáticas, comercio internacional o animación 3D.

Por comunidades, ADE es la primera opción de madrileños, catalanes, navarros, vascos y andaluces, mientras que Medicina lo es para los aragoneses, asturianos y canarios. Psicología es la primera opción para extremeños y cántabros.

Estudiar fuera, pero volver

Por otro lado, un 59,3% cree que su trabajo se desarrollará fuera de España mientras que un 16,7 por ciento quiere estudiar en el extranjero para aprender idiomas, pero contempla volver al país.

Otro dato reseñable es que la primera fuente a la que consultan los estudiantes para decidir qué estudiar es, en primer lugar, la madre, seguida de amigos y conocidos o servicios de orientación. En cuanto a modelos a seguir, Bill Gates, Amancio Ortega y Steve Jobs son los más citados por los jóvenes aunque también consideran a la actriz y feminista, Emma Watson.