«Beefeaters» durante una ceremonia en la Torre de Londres
«Beefeaters» durante una ceremonia en la Torre de Londres - AP

Se buscan nuevos «beefeaters» por un sueldo de 34.000 euros anuales

Los característicos guardias de la Torre de Londres necesitan aumentar su plantilla

Actualizado:

La Torre de Londres es uno de los monumentos más visitados no solo del Reino Unido, sino de Europa. En ella se encuentran una de las mayores riquezas culturales, históricas y económicas del mundo: las joyas de la corona británica.

Pero ¿quién se encarga de proteger este tesoro? Todo el mundo ha oído hablar de ellos, aunque solo sea a la hora de tomarse el gin-tonic: los custodios «yeomen», conocidos popularmente como «beefeaters». Si tu sueño es trabajar disfrazado y formar parte de uno de los cuerpos más emblemáticos que forman parte de la pompa británica, puede que estés de suerte. La Torre de Londres necesita dos nuevos «beefeaters», para lo que ya se ha abierto el proceso de selección.

El puesto de trabajo consiste en una jornada laboral de 36 horas remuneradas con 30.000 libras esterlinas, unos 34.000 euros. El cuerpo de guardias, que cuenta con 35 miembros, necesita dos más, uno se incorporará el 1 de agosto y el otro el 1 de octubre.

Las labores a desarrollar consisten en vigilar y controlar el castillo, pero también recibir a las visitas, hacer de guía a los turistas –explicándoles la historia del edificio– y participar en desfiles.

No obstante, la oferta de trabajo incluye requisitos bastante específicos, que excluyen a gran parte de la población. Es necesario contar con al menos 22 años de experiencia en la armada, la fuerza aérea, la marina o el ejército de tierra. A esto hay que sumarle la posesión de al menos dos medallas –la de servicio prolongado y la de buena conducta–.