Perro de raza potencialmente peligrosa pasea por un parque
Perro de raza potencialmente peligrosa pasea por un parque - ABC

Los brutales ataques de perros peligrosos sufridos en España en tan solo tres meses

En los últimos meses en distintas localidades de España se han vivido terribles episodios de ataques de perros a niños y ancianos

MADRIDActualizado:

En los últimos meses en distintas localidades de España se han vivido terribles episodios de ataques de perros a niños y ancianos.

Una mujer de 82 años perdió las piernas tras atacadas por dos perros en Pontevedra. En Sevilla, una niña de tres años sufrió heridas leves tras ser atacada con un pitbull.

En País Vasco, un niño de 15 meses y su abuela sufireron heridas por las mordeduras de dos rottweilers.

Un niño sufrió un ataque el El Molar, Madrid. El pequeño recibió las dentelladas y mordeduras de varios de los ocho Bull Terrier y dos American Staffordshire Terrier

El más trágico ocurrió este jueves. Un vecino de la Vall d'Uixó (Castellón) de 70 años falleció tras ser atacado el pasado 1 de enero en su finca agrícola por un grupo de entre tres y cuatro perros que la Guardia Civil trata ahora de identificar.

1. Una mujer de 82 años pierde las piernas tras ser atacada por dos perros en Pontevedra

Domicilio de Covelo, en Pontevedra, donde se produjo la agresión de los perros a la octogenaria
Domicilio de Covelo, en Pontevedra, donde se produjo la agresión de los perros a la octogenaria - TVG

María Dolores Álvarez regresaba de misa cuando los animales se abalanzaron sobre ella en la calle causándole importantes mordeduras. La mujer tuvo que ser trasladada al hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, donde tuvieron que amputarle las piernas de la rodilla para abajo.

La Guardia Civil de Pontevedra abrió la vía penal contra el dueño de los dos perros que atacaron a la mujer de 82 años.

El propietario de los perros es un hombre de alrededor de los 40 años, que está investigado por un delito de lesiones graves por imprudencia, según confirmaron a Ep fuentes de la investigación. Las diligencias las tramitarán ahora los juzgados de Ponteareas (Pontevedra). También se ha abierto un expediente por la vía administrativa por el caso, ya que los perros no tenían microchip, ni cartilla sanitaria ni estaban anotados en el registro municipal de perros potencialmente peligrosos.

La familia de la víctima ya ha anunciado que está dispuesta a interponer una denuncia por lo penal. Según su hijo, Adolfo Martínez, «no era la primera vez» que los perros salían de la casa y «andaban sueltos por el camino». De hecho, señaló que, tras atacar a su madre el pasado sábado volvieron a entrar en la finca como si nada». La víctima del ataque permanecía hospitalizada ayer en estado muy grave. Los familiares, manifestó el alcalde de Covelo, Pablo Castillo, que es amigo de la familia, están «destrozados».

Varios vecinos habían advertido al dueño de los animales de la peligrosidad que observaban en los canes. Sin embargo, ni el Consistorio ni la Guardia Civil contaban con ninguna denuncia previa sobre la situación. Según el alcalde, los propietarios de los perros puede que vivieran en la casa desde hace dos o tres años como máximo y los animales, cruces de las razas dogo de Burdeos y bóxer, podrían estar allí desde hace apenas unos cuatro o cinco meses.

Los dos perros han sido ya trasladados al Centro de Acollida de Animais (CAAN) que depende de la Diputación de Pontevedra donde permanecerán aislados. Los animales fueron recogidos en la madrugada del lunes en el barrio de As Barreiras donde se produjo el ataque y llevados a este centro. Un veterinario se encargó de sedarlos con el fin de garantizar la seguridad de los trabajadores que acudieron a buscarlos. El dueño de los perros no opuso ningún tipo de resistencia.

Los perros que atacaron a esta y otra mujer en Pontevedra siguen en el Centro de Acogida y Protección de Animales (CAAN) dependiente de la Diputación de Pontevedra, que espera superar las 400 adopciones al finalizar el año.

Y es que estas instalaciones acogen a algunos perros por orden de un juzgado, el caso de los dos perros que atacaron a una octogenaria en Covelo y el que lo hizo a otra anciana en Mos.

Según ha explicado el jefe del Servicio Veterinario, José Luis Pedreira, estos tres animales «mientras estén bajo la tutela de un juez seguirán allí hasta que se tome una resolución por parte del juzgado». En el caso de los de Covelo, se determinará por la vía penal; mientras que la situación del pitbull de Mos se resolverá por vía administrativa.

«Nosotros los tenemos allí en las mejores condiciones para intentar hacer test de comportamiento y para ver como van evolucionando», ha explicado Pedreira.

La diputada Eva Vilaverde ha añadido que estos perros están «apartados», esto es, al margen del resto en su propio canil. Ha destacado la «colaboración absoluta» que presta el CAAN como «centro de referencia» a la Administración de Justicia, la Consellería o la Guardia Civil, con las incautaciones de animales peligrosos.

2. Una niña sufre un heridas tras ser atacada por un pitbull en Sevilla

El perro atacó a la niña de tres años el jueves en el Cerro Amate
El perro atacó a la niña de tres años el jueves en el Cerro Amate - Emergencias Sevilla

La Policía Local de Sevilla hizo un llamamiento para localizar al propietario de una perra de raza Pitbull Terrier que el jueves 28 de diciembre causó heridas leves a una niña de tres años en una barriada de la capital hispalense.

A través de sus cuentas en redes sociales oficiales, la Policía Local informó de que la niña sufrió el ataque del animal cuando se encontraba en una calle del distrito de Cerro Amate, y sufrió heridas en el rostro y una oreja, aunque de carácter leve.

El animal fue llevado al zoosanitario del Ayuntamiento de Sevilla, donde ha quedado depositado mientras se realizan gestiones para localizar a su propietario.

Ese mismo día otro niño de tres años sufrió heridas graves, incluida la pérdida de las dos orejas, al ser mordido por varios perros, en este caso de la raza bull terrier, en una finca de la localidad madrileña de El Molar.

3. Un niño de 15 meses y su abuela, heridos por las mordeduras de dos rottweilers

Imagen de archivo
Imagen de archivo

Un bebé de 15 meses y su abuela se encuentran heridos de gravedad tras ser atacados por dos perros de raza rottweiler en el municipio vizcaíno de Sopuerta. Ambas víctimas requirieron ser ingresadas en el Hospital de Cruces de Baracaldo, donde ahora tratan de sanar las diversas mordeduras y traumatismos que presentan, informa Adrián Mateos.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 1 de enero en la citada localidad, cuando la abuela y su nieto caminaban juntos en compañía de un perro de su propiedad. Según ha precisado el Departamento de Seguridad, en torno a las 11.00 horas se cruzaron con el dueño de dos rottweiler que iniciaron una pelea con el can de las víctimas.

Durante el transcurso de la misma, los rottweiler atacaron al bebé y la mujer, que sufrieron múltiples mordeduras. En un primer momento, ambos fueron trasladados al centro de salud de Sopuerta, pero dada la gravedad de las heridas finalmente ingresaron de urgencia en el hospital de Cruces de Baracaldo.

Seguridad ha explicado que hasta el momento no se ha presentado ninguna denuncia por el suceso, si bien la Ertzaintza ha abierto un atestado para aclarar lo ocurrido, ha identificado al dueño de los dos perros de raza peligrosa y dispone de la documentación de los canes, sobre los que deberá resolver la autoridad judicial.

4. Un perro ataca a un niño de tres años y le arranca las orejas en El Molar (Madrid)

Alrededores de la finca de El Molar en la que se produjeron los hechos, ayer al mediodía
Alrededores de la finca de El Molar en la que se produjeron los hechos, ayer al mediodía - MAYA BALANYA

El terrible ataque de varios perros a un niño de tres años ha amargado las fechas navideñas a los vecinos de El Molar. El pequeño recibió las dentelladas y mordeduras de varios de los ocho Bull Terrier y dos American Staffordshire Terrier que la Guardia Civil se llevó la madrugada del viernes de la casa de unos amigos de sus padres. Unos animales considerados de raza potencialmente peligrosa para los que, según informaron fuentes de la Comunidad de Madrid, su dueño no tenía el pertinente permiso municipal y que arrancaron las orejas y desgarraron el muslo izquierdo al pequeño. Este permanecía ayer ingresado en el Hospital de La Paz y, por deseo expreso de sus padres, el centro no ofreció ningún tipo de información sobre su estado tras ser intervenido de urgencia el jueves por la noche, informa Adrán Delgado.

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) fueron los encargados de entrar en la vivienda: una casa en una zona rústica a las afueras del municipio. La parcela en la que se encuentra estaba ayer al mediodía cerrada a cal y canto. En el jardín de la entrada se podían ver transportines, al menos dos casetas, varias vallas para hacer recintos para los canes y sacos de pienso para perros. Ni rastro de sus moradores.

Allí sucedió todo la tarde del jueves, durante una visita de los padres del niño, de 35 y 33 años, a la vivienda. Según relataron los propios progenitores a los agentes que se personaron en el Hospital de la Paz tras tener conocimiento de los hechos, el niño se quedó «jugando» con los animales. Instantes después, lo hallaron inconsciente y con mordeduras y lo trasladaron por sus propios medios hasta el Centro de Urgencias Extrahospitalarias del municipio –a unos 8,5 kilómetros de distancia por caminos sin asfaltar–. Tras estabilizarlo, una UVI del Summa lo llevó al citado hospital de la capital.

En esa zona rústica, en la que los chalets se encuentran diseminados a centenares de metros unos de otros, ningún vecino sabía nada al respecto. «Lo hemos visto en la televisión, pero no teníamos ni idea de que nadie en la zona tuviera tantos perros de raza peligrosa», aseguró a ABC Javier, propietario de una de las fincas cercanas a la Ermita de la Virgen del Remolino situada en la vega del río Jarama. Alrededor de ella se encuentran numerosas instalaciones para perros –criaderos, centros veterinarios, residencias caninas, etc.–, incluida una protectora. Su responsable, Yolanda Hernández, especulaba ayer sobre la posibilidad de que los canes confundieran al pequeño con un «muñeco».

«Los Bull Terrier tienen una dentellada tremendamente fuerte. Por el tipo de heridas, puede que lo tiraran al suelo jugando y que los perros tiraran de sus orejas y piernas como si de un muñeco se tratara. Seguro que fue en un momento de despiste», dijo, apuntando a su experiencia con este tipo de razas. «Si hubieran querido matarle, lo habrían hecho. El Bull Terriertiene una de las mordidas más potentes que existen», concluyó sorprendida y consternada por que un accidente así haya podido pasar en su pueblo.

Sin embargo, no es el primer suceso reciente en el que se ven involucrados perros de raza potencialmente peligrosa. El pasado mes de abril, los agentes de la Guardia Civil hallaron el cadáver de una mujer en un chalé cercano, en el camino viejo de Madrid a Burgos, tras ser atacada por su propio perro, un can de Presa Canario –utilizado para guardia y defensa–, según reveló la autopsia.

En los bares, en la Plaza Mayor e, incluso, en el centro sanitario del Summa en el que fue atendido inicialmente el pequeño, no se hablaba de otra cosa. «En esa zona están proliferando criaderos ilegales de perros, sobre todo en la zona más cercana al río Jarama. Allí da miedo acercarse porque tienen a los animales sueltos», aseguró a ABC, Antonio, un hostelero del pueblo que, además, tiene una finca en la zona en la que se ha producido el suceso. «Existen parcelas en las que se han levantado construcciones ilegales. El Consistorio lo sabe y no hace nada. Muchos propietarios de la zona hemos denunciado, pero no sirve de nada. A veces te cruzas con los perros en mitad del camino», lamenta.

El Ayuntamiento, que se negó a atender y a hacer declaraciones sobre lo sucedido a este diario, confirmó en manifestaciones recogidas por EP que el propietario de los perros no disponía del pertinente permiso municipal. La normativa explicita que, en el caso de la tenencia de más de cinco animales, se tiene que disponer de dicha autorización local. El Consistorio, regido por Ciudadanos, dijo no tener capacidad «para conocer los animales que hay en cada uno de los hogares». Su alcaldesa, Yolanda Sanz, se mostró «preocupada» por el estado de salud del niño y aseguró, a las mismas fuentes, que irá siguiendo su evolución.

Los perros fueron inicialmente trasladados a unas instalaciones especiales de la residencia canina Maikan, ubicada en Talamanca del Jarama. Tras pasar la noche allí, el Seprona condujo a los diez animales hasta el Centro Integral de Acogida de Animales (CIAAM) de la Comunidad de Madrid.

Los perros, que según fuentes del caso estaban aparentemente en buenas condiciones, permanecerán allí hasta que se resuelva la investigación que ha iniciado el Seprona. El futuro de los perros que atacaron al niño de tres años está en manos del juez. Se desconoce si serán o no sacrificados.

Por su parte, el director general de Agricultura y Ganadería de la Comunidad de Madrid, José Luis Sanz, explicó que, en caso de que se demuestre la negligencia del dueño de los perros, el Gobierno regional puede abrir un expediente sancionador. Además, reiteró la necesidad de disponer de un permiso del Ayuntamiento si se tiene a más de cinco animales. «Claramente un animal de este tipo no tiene que agredir a una persona si se cumple la legislación», apuntó para añadir que en el caso de El Molar se deberá aclarar si se ha producido una negligencia por parte de los padres del menor, además del propietario de los canes.

5. Muere un hombre de 70 años que fue atacado por varios perros en Vall d'Uixó

Un vecino de la Vall d'Uixó (Castellón) de 70 años ha fallecido tras ser atacado el pasado 1 de enero en su finca agrícola por un grupo de entre tres y cuatro perros que la Guardia Civil trata ahora de identificar, han informado hoy a EFE fuentes del Ayuntamiento del municipio.

El hombre permanecía ingresado desde entonces en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital La Plana de Vila-real desde la madrugada del 2 de enero y falleció ayer miércoles por la noche como consecuencia de la gravedad de sus heridas, han señalado desde el centro hospitalario.

El primer teniente de alcalde y concejal de Servicios Sociales de la Vall d'Uixó, Antoni Llorente, ha explicado que fueron los hijos de la víctima quienes, al intentar contactar con su padre, dado que no había regresado a casa en su horario habitual, se desplazaron a la finca y lo encontraron malherido, por lo que llamaron a los servicios sanitarios.

A la llegada de los familiares a la finca, en la partida Miramar, los perros que atacaron a la víctima todavía estaban merodeando en los alrededores, ha explicado el edil.

El sucesos ocurrió el lunes 1 de enero a última hora de la tarde cuando un grupo de perros, «entre tres y cuatro animales» que la Guardia Civil trata de identificar, atacó al hombre y lo dejó malherido.

«Los agentes están intentando localizar a los animales y ver si son asilvestrados o si tienen propietario», ha comentado a EFE Antoni Llorente.

La partida rural donde se produjo el ataque linda con la vecina localidad de La Vilavella y, según fuentes del Ayuntamiento de La Vall d'Uixó, es posible que los animales hayan huido hacia allí.

Una patrulla de la Policía Local está vigilando la zona como medida preventiva y para ayudar a localizar a los perros que protagonizaron el ataque.

El Ayuntamiento de Vall d'Uixó ha realizado una llamada la «prudencia» y han instado a los vecinos a evitar deambular por la zona hasta que se identifique a los animales