Bares para no volver: 25 abusos que no debes permitir en ningún establecimiento

Facua elabora una lista con los timos que se pueden encontrar los clientes en algunos restaurantes

MADRIDActualizado:

Hay veces que al cliente se le atraganta la comida en el mismo instante que recibe la cuenta y se encuentra con precios desorbitados o con que tiene que pagar cosas tan absurdas como el hielo o el uso del cubierto.

En otras ocasiones, son los camareros los que no facilitan una buena experiencia en el establecimiento o son las eternas esperas las que acaban con la paciencia del comensal. Y estas solo son algunas de las situaciones desagradables con las que se puede topar el cliente.

1. Cobran la tapa de ensaladilla como si estuviera hecha con caviar de esturión beluga y la cerveza parece tener cebada cultivada en los jardines del Palacio de Versalles.

Los precios son libres. Y tú también lo eres de no volver al local y de contar cómo se pasan, a tus amigos y en las redes sociales. Eso sí, en caso de que te quieran cobrar un pastizal por un producto del que habían ocultado el precio, puedes negarte. En cualquier caso, es necesario que la legislación del sector mejore para obligar a que el menú que se entrega en la mesa o la barra incluya los precios de todos los productos que sirven en el establecimiento. Con la normativa vigente en la actualidad, pueden omitir algunos si exhiben en un lugar visible una lista de precios completa. Si tampoco lo hacen, el incumplimiento de la ley es indiscutible.

2. No aparecen las bebidas en la carta.

Y no se trata de que tengan una de vinos aparte. Hay locales donde informan de los precios de lo que se come pero no de lo que se bebe. A veces, es una trampa para cobrarte un disparate por una caña de cerveza o un refresco.

Sigue leyendo en Diario Sur