Baleares prohibirá fumar en el interior de los coches en los que viajen niños

El Ejecutivo autonómico prevé incluir diversas medidas restrictivas en la nueva Ley de Adicciones que será aprobada en 2018

JOSEP MARÍA AGUILÓ
PALMA DE MALLORCAActualizado:

El Gobierno balear prohibirá de manera explícita fumar en el interior de los vehículos en los que haya menores de edad. Según ha adelantado este domingo el diario «Última Hora», dicha medida será una de las que se incluirán en la nueva Ley de Adicciones, que en principio será aprobada a lo largo de los próximos meses. La actual normativa autonómica de adicciones data de 2005.

Cabe recordar que en la presente legislatura gobierna en la Comunidad la socialista Francina Armengol, que cuenta con el apoyo directo del PSOE y de MÉS por Mallorca, así como con el aval externo de MÉS por Menorca y Podemos. La Consejería de Salud está dirigida por la socialista Patricia Gómez.

«Lo que queremos es proteger a los menores del daño que provoca el tabaco, es una cuestión de salud pública», ha explicado al citado rotativo la directora general de Salud Pública y Participación, María José Ramos Monserrat. La futura norma autonómica supondrá un desarrollo de la actual normativa estatal, la denominada Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, que entró en vigor el 1 de enero de 2006 y que es conocida coloquialmente como la «ley antitabaco».

Mayores controles

Otra de las medidas previstas por el Gobierno balear con la nueva Ley de Adicciones será el control del consumo de tabaco en las terrazas de los cafés, bares y restaurantes. «Muchas de estas terrazas se han cerrado, cosa que ha generado nuevos espacios pseudointeriores en los que se consume tabaco, hecho que incumple la normativa en vigor, que sólo permite fumar si la terraza está cerrada por dos laterales y no por tres o cuatro lados», ha recordado Ramos. En ese contexto, a partir ya de enero se intensificarán las inspecciones en los establecimientos con terrazas cerradas en las que se esté fumando.

Una tercera medida será prohibir que se fume en los alrededores de los centros sanitarios y educativos, en cuyo interior está prohibido consumir tabaco desde hace ya muchos años. «Lo que vamos a especificar en la nueva normativa es que no se pueda fumar en toda la manzana que rodea el colegio, el hospital o el centro de salud, algo que ahora no se respeta», ha concretado la directora general de Salud Pública y Participación.