Ejemplos de enfermedades emergentes y reemergentes en el mundo. La organización se refiere con «emerger deliberadamente» a la liberación intencionada de patógenos peligrosos
Ejemplos de enfermedades emergentes y reemergentes en el mundo. La organización se refiere con «emerger deliberadamente» a la liberación intencionada de patógenos peligrosos - GPMB / OMS

La OMS avisa: una pandemia similar a la gripe de 1918 podría matar a 80 millones de personas

«El mundo no está preparado para una rápida y virulenta pandemia de patógenos respiratorios», señala la organización

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A través del informe «A World at risk» la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha querido poner en alerta a los gobiernos sobre el «grave riesgo» de sufrir epidemias o pandemias de enfermedades devastadoras a nivel regional o mundial «que no solo causan pérdidas humanas, también trastornan las economías y crean un caos social».

La Junta de Monitoreo de Preparación Global (GPMB), convocada conjuntamente por el Banco Mundial y la OMS, ha advertido además en el documento que las enfermedades víricas propensas a epidemias, como el ébola o la gripe, son cada vez más difíciles de manejar «en un mundo dominado por conflictos de larga duración, estados frágiles y migración forzada».

«El mundo no está preparado para una rápida y virulenta pandemia de patógenos respiratorios», avisa la organización. Si bien desde el devastador brote de ébola de 2014 en África occidental algunos gobiernos y organismos internacionales se han esforzado por mantenerse preparados, esos esfuerzos son «sumamente insuficientes», señala el informe.

El citado documento hace especial referencia a conocida como « gripe española» del año 1918, una pandemia que causó la muerte de aproximadamente 50 millones de personas.

«Con un gran número de personas que cruzan el mundo en avión todos los días, un brote equivalente podría extenderse por todo el planeta en menos de 36 horas y matar a entre 50 y 80 millones de personas, arrasando con casi el 5% de la economía mundial», alerta el informe.

Además, en el caso de una pandemia, muchos sistemas nacionales de salud –especialmente en los países pobres– «se derrumbarían».

«La pobreza y la fragilidad exacerban los brotes de enfermedades infecciosas y ayudan a crear las condiciones para que las pandemias se apoderen de ellas», ha señalado Axel van Trotsenburg, director ejecutivo en funciones del Banco Mundial y miembro del panel de expertos.

El informe también incluye un llamamiento a los gobiernos para que «presten atención a las lecciones que nos enseñan estos brotes». Tedros Adhanom, presidente de la OMS, añade que cada país «debería invertir en el fortalecimiento de su sistema de salud, aumentar los fondos para la investigación de nuevas tecnologías, mejorar la coordinación y los sistemas de comunicación y supervisar continuamente los progresos».