Un avión de Vueling en el aire
Un avión de Vueling en el aire

Una avería deja en tierra a un centenar de pasajeros de Vueling

El vuelo previsto desde el aeropuerto de Malta a Barcelona ya fue cancelado el pasado lunes por causas metereológicas

Actualizado:

Más de un centenar de pasajeros que tenían previsto volar en la tarde de ayer desde Malta a Barcelona se han quedado en tierra después de que el Airbus de la compañía Vueling sufriera una avería.

Josué Aguilera Ibáñez, un pasajero de este vuelo, el VY8745 que tenía prevista la salida a las 20.35 horas de ayer desde Malta y la llegada a las 22.45 a Barcelona, ha contado a Efe esta madrugada desde el aeropuerto de Malta que la cancelación la ha provocado un problema en el motor 2 de la aeronave «tal y como comunicó el piloto».

Efe ha tratado de ponerse en contacto, sin éxito, con algún portavoz de la compañía aérea, que en su página web, en la información que ofrece sobre el vuelo a sus clientes, refiere: «Lamentamos comunicarle que debido a motivos técnicos su vuelo no operará, pero le hemos cambiado al siguiente vuelo disponible». «El siguiente vuelo disponible sale el próximo lunes, 23 de julio -cuenta este pasajero-, para el que tendrán preferencia los que este lunes se han quedado en tierra, y el siguiente será el miércoles 25».

Al parecer, según Aguilera, un primer grupo de pasajeros tenía que haber volado el pasado lunes desde Malta a Barcelona pero «les dijeron que se canceló por causas meteorológicas, pero aviones de otras compañías sí volaron». Según Josué Aguilera, en el avión viajaba una menor sin los padres que ya se ha ido a un hotel con otra pareja de pasajeros, mientras que otros 16 menores que viajaron a Malta para hacer un curso en una academia de inglés están a cargo de una monitora de esa academia. «Nadie de Vueling está en el aeropuerto de Malta, no tienen personal, sólo nos atiende una azafata de Aviaserve, que muy amablemente se está encargando de alojarnos a los pasajeros en hoteles», comenta.

Los pasajeros del avión que debía haber despegado a las 20.35 de ayer embarcaron a las 21.10 horas porque, según les comunicaron, llegaba con retraso de Bruselas y más tarde «nos informaron de un problema en el motor 2; por lo que nos avisaron de que un técnico lo tendría que revisar», continúa su relato Josué, que aún esperaba a las 02.30 hora española en el aeropuerto de Malta a que le asignaran un hotel.

Sobre las 23.00 horas les llevaron a la zona de embarque a recoger las maletas, les dieron unas botellas de agua y la azafata de Aviaserve, «muy amablemente», comenzó a gestionar el traslado de los pasajeros al hotel, añadió. Muchos de los pasajeros son de Barcelona, ha referido a Efe Josué.