Por provincias, proyecciones 2018-2033

Asturias perderá 141.000 habitantes antes de 2033; La Coruña, 117.000: así será la España que se desangra por los costados

La baja natalidad constituye una «emergencia nacional», ante la que los políticos actuales parecen no estar preocupados, critica la Fundación Renacimiento Demográfico

Actualizado:

España se desangra por los costados. Y seguirá La Fundación Renacimiento Demográfica facilita a ABC una proyección elaborada por el Instituto Nacional de Estadística ( INE) sobre población española nativa, que son mucho más fiables que las de inmigración (muy sujetas a factores políticos, coyuntura económica, progreso en el desarrollo económico y coyuntura en países de origen, etc.). La conclusión de Alejandro Macarrón, su presidente, sobre estas proyecciones es que «asustan».

Según sus estudios, en 15 años, España perdería casi el 7% de su población nativa, y un 10% sin contar los nacidos de madres inmigrantes de 2018 a 2033. Y en muchas provincias, la pérdida de españoles autóctonos es espeluznante, como se ve en el mapa que acompaña: más de 117.000 personas en La Coruña; Asturias, 141.000; León perderá 71.000; Lugo, 48.000; Teruel, 19.000..., lo que condenará a muchas de estas demarcaciones.

Tanto Macarrón, como otros expertos demógrafos consultados, hablan de que « nuestro déficit de natalidad es de emergencia nacional». «Pero no parece preocupar mucho a los politicos, intelectuales y la sociedad civil en general. De seguir así, lo pagaremos muy caro», avala el demógrafo.

En este sentido, los datos de prestaciones por maternidad de la Seguridad Social hasta septiembre anticipan que 2018 será otro año pésimo en materia de natalidad, con 6% a 7% menos bebés que en 2017, de seguir igual lo que queda de año.

En total, serían 30% menos nacimientos que hace diez años, y eso tras varios años de crecimiento económico y reducción del paro. Y solo nacerían en torno a 270.000-280.000 hijos de madres españolas, un número no visto en varios siglos (en 1976 nacieron casi 400.000 más).