Una artista sueca crea un libro erótico para invidentes

Las ilustraciones son táctiles y los textos en alfabeto braille

Corresponsal en CopenhagueActualizado:

La artista sueca Nina Linde, de 33 años, ha saltado a la fama estos días por haber presentado en la Biblioteca Nacional de Suecia, Kungliga Biblioteket, el primer libro erótico de este país para invidentes. Los textos están escritos en alfabeto Braille y las ilustraciones que lo acompañan son táctiles.

Según ha declarado la autora al periódico «The Local» «es un libro que busca la estimulación sexual, pero no se puede calificar de pornográfico». En él se pueden «palpar» encuentros sexuales de parejas homosexuales y heterosexuales, sexo en grupo e incluso algunas escenas de sadomasoquismo. La idea surgió cuando la artista visitó la biblioteca Braille de Estocolmo y descubrió que no había ninguna publicación porno o atrevida para las personas ciegas. Sin embargo, «creo que todos necesitamos estímulos sexuales», explicó.

El presidente de la Asociación Nacional de Ciegos, Håkan Thomsson, dio la bienvenida al libro y lo consideró un paso importante para las personas con problemas de visión en el país nórdico. «Algunas personas creen que no tenemos sexualidad, lo cual es falso. Los invidentes somos tan sexuales como cualquier otra persona», dijo Thomsson. Aunque el libro está escrito en sueco, a la autora le encantaría que fuera traducido a otros idiomas y que pudiera publicarse en más países, pero confesó que no tenía tiempo para encargarse ella misma de lanzarlo.

En Suecia, la educación sexual es materia obligatoria en las escuelas desde 1955 y, poco a poco, se van derribando los pocos tabúes que quedan en relación con la sexualidad y las diferencias de género. Así, hace apenas dos semanas, se inauguró el primer centro hospitalario para hombres violados en Estocolmo y, el pasado año, la Asociación Sueca para la Educación Sexual (RFSU) llevó a cabo un concurso a nivel nacional para elegir una nueva palabra que designara la masturbación femenina, ya que se consideraba que las que se utilizaban tradicionalmente tenían demasiada carga masculina. Por votación popular se escogió la palabra klittra, una abreviatura de «clítoris» y «glitter» (brillo), que destaca la importancia del clítoris para el placer femenino.