Aragón acusa a Jaume Matas de usar métodos del antiguo régimen

MADRID. ABC
Actualizado:

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, reiteró ayer que quiere reunirse con José María Aznar, a quien consideró único interlocutor para exponer la posición de Aragón sobre el Plan Hidrológico Nacional. Iglesias lleva varias semanas solicitando esta reunión sin obtener respuesta, pero estas declaraciones se producen en el mismo día en que el ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, le convocó a un encuentro entre ambos el próximo día 23 para «analizar las últimas novedades que podrían introducirse en el borrador del Plan», según informó en una nota el Ministerio de Medio Ambiente.

Fuentes de este ministerio aseguraron a ABC que el ministro habló por teléfono ayer con el presidente de Aragón para transmitirle la fecha de la reunión, sin que éste pusiera ningún tipo de objeción.

A pesar de que Marcelino Iglesias no quiso contestar a la pregunta de si acudirá a la llamada del ministro, las palabras del presidente aragonés fueron bastante claras. A su juicio, la convocatoria del ministro se ha producido siguiendo «métodos del antiguo régimen», al mismo tiempo que lamentó que el Gobierno «no tenga como interlocutor al presidente de la Comunidad autónoma y sí a diferentes agentes sociales aragoneses».

UN PRIMER ENCUENTRO TENSO

Este encuentro, que se enmarca dentro de la ronda de negociaciones abierta tras la presentación del Plan Hidrológico Nacional el pasado 5 de septiembre, sería el segundo que mantienen Matas e Iglesias. El primero, que resultó bastante tenso, se produjo el pasado 11 de octubre, cuando la negativa del presidente aragonés a negociar el PHN con el Gobierno central, llevó a Matas a pedir un interlocutor válido para negociar el anteproyecto, al no entender la cerrazón de Iglesias, sobre todo cuando «miles de aragoneses salieron a las calles para hacer llegar su voz a Madrid», aseguró Matas en ese primer encuentro. «Pero no creo que fuese una voz que quisiera cerrar puertas a la negociación», añadió.

A partir de ese momento el encargado de trasladar las peticiones de Aragón ha sido el consejero de Medio Ambiente, Víctor Longás, que ha mantenido numerosas reuniones con el secretario de Estado de Aguas, Pascual Fernández, además de estar presente en las reuniones de la Comisión Permanente del Consejo Nacional del Agua.