19 de los 20 equipos de La Liga tienen acuerdos publicitarios con casas de apuestas

Apuestas, publicidad e internet: el explosivo cóctel que crea adicción entre los más jóvenes

En España ya juegan más de 1 millón de personas gracias al impulso de las casas de apuestas en internet, que permite gastar dinero fácilmente sin apenas darse cuenta

Actualizado:

Las apuestas deportivas se han popularizado entre los sectores más jóvenes de la población española. Tanto que la cantidad de dinero que generan ya supera a la suma del resto de juegos de azar online. Póker, casino, bingo y concursos generan un total de 334 millones de euros de beneficio, por los 365 millones de euros de margen que generan las apuestas online.

En poco tiempo, las apuestas se han convertido en un formato de entretenimiento que en España tiene enganchados a 1 millón de usuarios. Betway, Betfair, Bwin, Luckia o Bet365 acaparan nuestra atención en radios, televisiones y smartphones. Si vives en la ciudad, navegas por internet o simplemente eres aficionado al deporte, no tienes escapatoria.

Las casas de apuestas online tienen un margen de beneficios de 365 millones de euros
Las casas de apuestas online tienen un margen de beneficios de 365 millones de euros - Fuente: DGOJ

Como la lotería de toda la vida

En España los juegos de azar representan una tradición centenaria: ¿quién no ha comprado lotería en Navidad o ha probado suerte con la quiniela? La Lotería Nacional genera 1.474 millones de euros de beneficio, muy lejos del margen de beneficios de los operadores de apuestas, que, aunque han entrado al mercado del juego recientemente, atraen a muchos jugadores jóvenes dispuestos a vivir y triunfar como sus ídolos hacen en los anuncios de televisión.

Pero esta entrada triunfal de las apuestas en la vida cotidiana de tanta gente no es casual. Los operadores de apuestas cuentan con un soporte publicitario de proporciones inmensas. No hay más que fijarse en las camisetas y vallas publicitarias de un partido de fútbol para comprobar el monopolio del sector del juego en el deporte.

Y es que sumando patrocinios, afiliados, bonos de bienvenida y publicidad, las casas de apuestas han invertido en 2018 más de 329 millones de euros en marketing. En La Liga, 19 de los 20 equipos que participaron en Primera División en la temporada 2018/2019 tenían acuerdos publicitarios con casas de apuestas y la propia competición está patrocinada por una de ellas.

El sector de las apuestas deportivas ha crecido un 30% anual
El sector de las apuestas deportivas ha crecido un 30% anual - Fuente: DGOJ

Cada vez hay más jóvenes enganchados a este nuevo formato de entretenimiento, lo que puede acarrear problemas económicos y psicológicos serios si no se juega con responsabilidad. Por ello, exponer a los menores a contenido para adultos es un riesgo que colectivos vecinales y asociaciones de rehabilitación de ludópatas denuncian. Los eventos deportivos, a los que muchos chicos y chicas menores de edad asisten o ven por televisión, están sumergidos en una vorágine de impactos publicitarios de apuestas.

Una veintena de casas de apuestas en una calle

Además, la proliferación de salas de apuestas junto a colegios sitúa a los estudiantes en una posición indefensa ante los espacios de ocio que encuentran a la salida de clase. Barrios como el madrileño Tetuán tienen casi una veintena de sports bar en apenas 2km, desde Cuatro Caminos hasta Plaza Castilla. El instituto público Jaime Vera, del mismo barrio, ha visto como en los últimos años han crecido justo en la acera de enfrente hasta tres salas de apuestas diferentes.

Todos estos factores suponen un riesgo para la salud pública de los menores, que, sin embargo, tienen prohibido el acceso a salas de juego y a plataformas de apuestas online. El 30% de los jóvenes reconoce haber apostado antes de cumplir la mayoría de edad, y eso está dibujando un nuevo perfil de jugador patológico a la par que destapa las deficiencias del control de acceso al juego, tanto presencial como online.

No hay relación directa entre publicidad y ludopatía

Saber si la publicidad crea ludópatas no es sencillo. El índice de jugadores ludópatas se mantiene en niveles muy bajos (los estudios lo estiman entre el 0,3% y el 0,9%), aunque las conductas de riesgo sí suponen un porcentaje más alto (4,4%) y los jugadores en el registro de autoprohibición han aumentado un 40%. Además, estas adicciones no vienen solas. Estudios psicológicos demuestran que la mayoría de jugadores patológicos también presentan altos índices de adicciones a sustancias como el tabaco y el alcohol.

Otro problema que gira en torno a las apuestas deportivas son los amaños de competiciones y partidos. Deportistas, técnicos y directivos no pueden apostar a las competiciones en las que participan, según indica la Ley de Regulación del Juego, pero no todos siguen las reglas. En los últimos años han salido a la luz casos de amaños en el tenis y en el fútbol. Incluso deportistas de primer nivel están implicados en tramas delictivas que adulteran partidos para lucrarse con apuestas pactadas.