Fotografía cedida por Glacier 3000, que muestra varias prendas de ropa y botas, que podrían ser de Marcelin y Francine Dumoulin
Fotografía cedida por Glacier 3000, que muestra varias prendas de ropa y botas, que podrían ser de Marcelin y Francine Dumoulin - EFE

Aparece el cuerpo de un alpinista desaparecido hace 43 años por el deshielo de los glaciares

El cambio climático provoca que este tipo de hallazgos cada vez sean más frecuentes

J.P. JOFRÉ
BerlínActualizado:

El hombre era un alpinista guía que tenía 36 años cuando desapareció en los Alpes austriacos de Tirol en 1974. El lunes ha informado el Spiegel que ha sido encontrado su cuerpo momificado por el hielo a 3000 metros de altura junto a documentos y artículos personales. Los restos de este montañero de nacionalidad alemana es uno más de la lista de cuerpos que han ido encontrándose a lo largo de este año y como consecuencia del cambio climático.

El cadáver momificado del alpinista alemán fue encontrado al descubierto el domingo por la tarde y trasladado en helicóptero al valle donde se le realizó una autopsia. Acerca de su edad y nacionalidad dio cuenta la policía austriaca: el alpinista se encontraba en un tour por la montaña desde donde nunca regresó. Al rededor suyo se encontró un cuchillo, una piqueta y una cartera. También se encontraron documentos que que aún no han podido ser identificados.

El dramático deshielo de los glaciares en los últimos 30 años hace que que este tipo de hallazgos sea cada vez más frecuente, ha comentado Michael Larcher de la asociación de alpinistas austriaca a la radiotelevisión de Austria. Cabe recordar que en julio fueron encontrados los cadáveres de la pareja suiza formada por Marcelin y Francine Dumoulin que llevaban 75 años desaparecidos en los Alpes.

Los cuerpos estaban tendidos muy cerca y «llevaban ropa de la época de la segunda guerra mundial», según ha dicho Bernhard Tschannen, experto en glaciares implicado en el caso: «Sus pertenencias estaban intactas». Se deduce que cayeron por una grieta y sus cuerpos permanecieron ahí por décadas, hasta que el glaciar ha menguado su tamaño y han sido visibles. Marcelin tenía 40 años y era zapatero; Francine, de 37 años, era maestra.