El estudio catalán comparará la heroína y la metadona en dosis orales. Jordi Romeu

Andalucía y Cataluña administrarán heroína a más de 200 toxicómanos durante seis meses

Andalucía y Cataluña tienen ya diseñados cuatro ensayos clínicos, dos en cada Comunidad, para evaluar la eficacia de la heroína cuando fracasa reiteradamente el tratamiento con metadona. De los 460 toxicómanos que participarán en los estudios, la mitad recibirá heroína durante seis meses. Madrid, Valencia y Galicia carecen de proyectos, pero se unirían a un ensayo de ámbito nacional.

MADRID. A. Aguirre de Cárcer
Actualizado:

El Plan Nacional sobre Drogas autorizará la puesta en marcha de estos ensayos clínicos en la reu-nión prevista para el próximo día 3 de la Comisión Mixta de Heroína, como adelantó ABC, aunque será la Agencia Española del Medicamento, dependiente de Sanidad, el organismo que dará luz verde definitiva a estos proyectos una vez revisados por sus técnicos. Así las cosas todo indica que, como muy tarde antes de final de año, podrían comenzar las cuatro experiencias piloto diseñadas por Andalucía y Cataluña, que pretenden encontrar una alternativa para el 2 por ciento de los toxicómanos que fracasan, una y otra vez, en el tratamiento con metadona.

El plan de la Junta de Andalucía es administrar la heroína por vía intravenosa a toxicómanos en dos centros de Granada y Algeciras. En cada una de esas localidades participarían 150 toxicómanos, de los cuales la mitad recibirá heroína por vía intravenosa y la otra metadona por vía oral. Los participantes serían voluntarios que forman parte de la bolsa marginal de adictos a la heroína a los que no se ha logrado integrar en los programas de asistencia tras al menos dos intentos, que se siguen inyectando esa droga y tienen enfermedades infectocontagiosas.

TRATAMIENTO COMPASIVO

Cada ensayo tendría una duración de seis meses, más otros seis en los que se procedería a evaluar los resultados y examinar la evolución de los pacientes. La principal reinvindicación de la Junta andaluza es que se permita seguir administrando heroína a estas personas tras la primera fase. Pero el denominado tratamiento compasivo se descarta por ahora en el Plan Nacional sobre Drogas porque, entre otras cosas, ni siquiera se sabe cómo funcionará esta terapia, al día de hoy poco esperanzadora si se tiene en cuenta la experiencia suiza. El ensayo de Granada estaría en disposición de empezar de inmediato bajo la dirección de la Escuela de Salud Pública de Andalucía, según el consejero Isaías Pérez Saldaña.

Cataluña también tiene ultimados sus dos ensayos, en los que se compararía la eficacia de la morfina y la heroína, ambas administradas por vía oral, con la metadona. Joan Colom, director general de drogodependencias y sida de la Generalitat, explicó a ABC que ambos protocolos están definidos y podrían comenzar a ejecutarse de forma inmediata una vez recibida la autorización de la Agencia Española del Medicamento.

En el primer ensayo clínico catalán participarían 80 toxicómanos, la mitad de los cuales recibiría dos dosis diarias de heroína por vía oral durante seis meses. El otro grupo recibiría oralmente metadona, con las misma dosis y durante igual periodo de tiempo. El segundo ensayo es metodológicamente idéntico al primero, pero utilizando morfina. Según explica Joan Colom, ambos estudios son de «doble ciego», lo que significa que los toxicómanos no saben qué están recibiendo ni los clínicos qué están administrando a cada paciente. Además son ensayos «randomizados»: los pacientes de cada grupo se elegirán de forma aleatoria. «En ningún caso participarán toxicómanos que están participando en programas con metadona, sino personas que están pinchándose en las calles», señala. Colom dice que se eligió experimentar la administración por vía oral porque, si funciona, tendría mayores expectativas de solucionar el fracaso médico con este grupo marginal de toxicómanos. Los clínicos catalanes piensan que la heroína ingerida oralmente dificulta la capacidad de los toxicómanos para reconocer que están recibiendo esa droga y no metadona. Y es que uno de los grandes problemas de estos estudios es que la heroína produce un efecto inmediato y mucho más potente en el sistema nervioso central que la metadona, más aún cuando la heroína es inyectada en vena. Colom añade otro argumento: el 60 por ciento de las infecciones del virus que causa el sida se produce por la utilización de jeringuillas.

COMPARTIR RESULTADOS

En los ensayos catalanes, los toxicómanos estarían hospitalizados los primeros cuatro o cinco días para vigilar sus constantes y controlar su evolución. Durante los seis meses restantes, todos los voluntarios recibirían ayuda psiquiátrica y biomédica. Según Colom, Cataluña cuenta con un investigador principal y un equipo clínico de diez personas que podría comenzar de inmediato los ensayos en un hospital barcelonés. En el primer o segundo mes podría haber ya resultados consistentes para comprobar el éxito de esta terapia que, según recalca, no pretende sustituir los programas de desintoxicación con metadona, sino buscar alternativas a los casos más graves.

En la última Conferencia Sectorial sobre Drogas, celebrada el pasado jueves, el Plan Nacional sobre Drogas propuso a las Comunidades la posibilidad de utilizar el Instituto Nacional de Drogodependencias como punto de encuentro donde debatir los datos de todos los estudios. Joan Colom aseguró a este diario que Cataluña no se opondrá a esta oferta de colaboración.

Frente al interés de Andalucía y Cataluña en sus propios proyectos, Valencia, Madrid y Galicia se decantan por un estudio multicéntrico nacional. Las dos primeras Comunidades Autónomas carecen de ensayos diseñados, pero han manifestado su disposición a participar si se pusiera en marcha uno de carácter nacional y bajo estricta supervisión científica. Galicia aboga por incluir a todas las Comunidades en cualquier ensayo clínico que surja en las próximas semanas o meses.