Aluvión de críticas de las autonomías por el recorte del fondo estatal para inmigrantes

S. R. | MADRID
Actualizado:

La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, confirmó ayer que el Fondo de Integración de Inmigrantes ha sufrido un recorte del 30 por ciento, por lo que se queda en 141 millones de euros para 2009. Este anuncio provocó las críticas de la oposición popular -que calificó la medida de «disparate» y «gravísimo error»-, así como de comunidades autónomas y ayuntamientos.

Rafael Hernando, portavoz de inmigración del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, denunció que el recorte va en contra de la integración de los inmigrantes «y puede causar conflictividad social». En este mismo sentido se manifestó el portavoz de Inmigración de CiU, Carles Campuzano, quien consideró «incomprensible» que en estos momentos de crisis el Gobierno de Zapatero reduzca el presupuesto destinado a la integración de inmigrantes.

El PP pide que no se lleve a cabo

En declaraciones a Efe, Hernando anunció que la próxima semana el PP solicitará al Gobierno que retire dicho recorte y que lo haga «en otras partidas que tienen que ver con gastos suntuarios, como el dinero que se destinará a la nueva página web para el Ministerio de Trabajo cuando hace dos años se había cambiado ya». El recorte -según recordó- lo sufren los fondos que los ayuntamientos y las comunidades destinan para la educación e integración social de los inmigrantes. Por ello afirmó que «el Gobierno es especialista en crear problemas que pagan otras instituciones con sus presupuestos».

En este mismo sentido se manifestó la Comunidad de Madrid, que, a través de su consejero de Inmigración, Javier Fernández-Lasquetty, afirmó que el recorte del Gobierno de Rodríguez Zapatero rompe «la cohesión de la sociedad y la integración de los inmigrantes». Además, acusó al Ejecutivo central de «ocultar» esta medida el pasado 10 de febrero en la Conferencia Sectorial de Inmigración.

Por su parte, el consejero de Inmigración y Ciudadanía de la Comunidad Valenciana, Rafael Blasco, denunció que, con esta medida, la Región recibirá este año siete millones menos que el pasado año para la atención de los inmigrantes.

Un recorte «temporal»

Rumí -en declaraciones antes de participar en el V Encuentro sobre Remesas de inmigrantes organizado por la Fundación Rafael del Pino- había explicado que se trata de un «reajuste presupuestario» como el que están sufriendo «todas las partidas que no afectan al gasto social», y precisó que el recorte se debe a la actual situación de crisis económica, por lo que «en cuanto esta situación se resuelva, volverá a aumentar el fondo». La secretaria de Estado recordó que el fondo se creó como «apoyo y refuerzo» a las políticas de integración de las comunidades autónomas y que, si en 2004 estaba dotado con 7 millones de euros, en 2009 lo estaba con 200 millones antes del recorte. En cuanto a las remesas, Rumí explicó que el compromiso del Gobierno es que se abarate el coste de enviar remesas y expresó su preocupación por el hecho de que, en los últimos años, las reducciones en los precios de los envíos han sido cada vez menores. Asimismo subrayó que «sería una incongruencia» que las comunidades criticaran el reajuste «porque ellas lo están haciendo en sus presupuestos; en esta crisis todos estamos afectados».