Metoxetamina, una nueva droga que se vende por internet - atlas

Alertan del peligro de la metoxetamina, una nueva droga que se vende por internet

Distorsiona las percepciones visuales y auditivas produciendo un sentimiento de estar separado del medio ambiente y de uno mismo

madrid Actualizado:

Un grupo de investigadores del Hospital del Mar de Barcelona han participado en un trabajo internacional que ofrece una visión general a nivel químico, farmacológico y conductual de una nueva droga de abuso, la metoxetamina (MXE), cuyo uso se está expandiendo gracias a la venta ilegal a través de internet.

Esta nueva droga, similar a la ketamina, es una droga disociativa que distorsiona las percepciones visuales y auditivas produciendo un sentimiento de estar separado del medio ambiente y de uno mismo, sin pérdida de conciencia. «Parece que potencia una mejora del humor y tiene unas fuertes propiedades alucinógenas», explican los investigadores, pertenecientes a los institutos de Investigación (IMIM) y Neuropsiquiatría y Adicciones (INAD) del hospital barcelonés.

Uno de los peligros de estos nuevos compuestos, como la MXE, es que la gran mayoría no están aprobados para el consumo humano, «posiblemente asociado a un número desconocido de efectos secundarios y reacciones adversas no descritos».

En el caso concreto de esta sustancia, parece ser que la toxicidad y sus efectos secundarios serían similares a los de la ketamina, un anestésico disociativo utilizado en medicina y veterinaria que, cuando se usa en dosis subanestésicas, produce toda una gama de efectos que van desde una leve embriaguez, estimulación o distorsión perceptiva, hasta el desencadenamiento de experiencias cercanas a la muerte o de desdoblamiento corporal.

Se puede adquirir legalmente

La MXE tiene una duración más larga de acción y de intensidad de los efectos. De igual modo, la información tanto a nivel de datos toxicológicos o farmacológicos como de usuarios sea casi inexistente. Estos nuevos compuestos tienen formas cada vez «más sofisticadas» y se sintetizan normalmente en laboratorios clandestinos, simplemente modificando la estructura molecular de las sustancias que ya están controladas, con el objetivo de continuar sin regulación durante el máximo tiempo posible y se difunden rápidamente por internet.

En el estudio, los investigadores han detectado que las tiendas que venden esta droga por internet, la publicitan y la venden como la alternativa legal a la ketamina ya que se puede adquirir legalmente sin licencia veterinaria y a un mejor precio. Esto ha hecho que tenga una gran popularidad entre los consumidores y que afecte a la percepción del riesgo asociado a la consumición ya que muchos consumidores equiparan legalidad con seguridad.

La combinación de la aparición de nuevas drogas de abuso sintéticas y la rápida difusión que internet hace de la información han hecho crecer la preocupación de los expertos en toxicología, farmacología y salud pública. Por ello, consideran necesaria una mejor colaboración a nivel internacional para abordar este nuevo fenómeno que consiste en la fácil disponibilidad de las drogas psicoactivas por internet, que crece actualmente de una manera muy rápida.