Alabama aprueba la castración química para pederastas antes de salir de la cárcel EFE

Alabama aprueba la castración química para pederastas antes de salir de prisión

Los presos deberán costear el tratamiento y perderán la libertad condicional si se niegan a recibirlo

Actualizado:

La gobernadora republicana de Alabama, Kay Ivey, ha aprobado la ley que permite la castración química para los condenados por pederastia a menores de 13 años, un mes antes de salir de prisión.

La ley obliga a los condenados a llevar a cabo el tratamiento hasta que la justicia lo considere necesario, así como a pagarlo. Si el preso se niega o decide parar de tomar la medicación, violará su libertad condicional y volverá a estar bajo custodia.

«Esta ley es un paso para proteger a los niños de Alabama» afirma Ivey.

La autoridad legislativa de Alabama aprobó la normativa el pasado mes, después de ser presentada por el gobierno republicano de Steve Hurst.

La castración química implica administrar medicación —vía oral o inyectado— para eliminar el deseo sexual e impedir llevar a cabo actos sexuales. Si la persona abandona la medicación, los efectos pueden darse a la inversa.

La legislación define la castración química como «la toma de medicación, incluyendo, pero no limitando, el tratamiento de acetato de medroxiprogesterona o un equivalente químico, que, entre otras cosas, reduce, inhabilita, o bloquea la producción de testosterona, hormona, u otros químicos del cuerpo de una persona»

El uso de la castración química es internacionalmente polémico. y mucho críticos afirman que la castración química involuntaria es una violación a los derechos humanos.