Agricultura asegura que no puede hacer frente a los 125.000 millones reclamados por los ganaderos

Actualizado:

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), MiguelArias Cañete, reconoció hoy a los representantes de Asaja, COAG, UPA y de la Confederación de Cooperativas Agrarias que su Departamento no puede hacer frente a los 125.000 millones de pesetas que solicitan estas organizaciones como indemnización tras las pérdidas ocasionadas por la crisis del mal de las 'vacas locas', según explicó a Europa Press el responsable de relaciones internacionales de Asaja, Ignacio López.    El responsable de Asaja indicó, al término de la reunión mantenidaen la sede del Ministerio, que Arias Cañete aseguró que el MAPA ya haagotado sus fondos con la financiación de la retirada e incineraciónde las reses.     Como consecuencia de ello, los representantes del sector ganaderopidieron a Arias Cañete que apele tanto al presidente del Gobierno, José María Aznar, como al vicepresidente del Gobierno y responsabledel comité interministerial, Mariano Rajoy, al considerar que lacrisis de las 'vacas locas' debe ser tratada como un "asunto deEstado". Asimismo, acordaron la necesidad de mantener reunionesmensuales con el titular del MAPA para analizar la evolución de lacrisis. COAG y UPA anunciaron que convocarán movilizaciones, mientras que el resto de organizaciones presentes en la reunión de hoy aplazaron una decisión a este respecto hasta decidirlo en sus juntas internas.

RETIRADA DE ESPINAZO.    Antes de la reunión, los representantes de las asociacionesagrarias y cooperativas criticaron la falta de partidaspresupuestarias para financiar la retirada del espinazo de las reses, decretado ayer por el Consejo de Ministros de la UE al considerarlocomo material específico de riesgo (MER) en la transmisión de laEncefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), o mal de las ‘vacas locas’. Según el sector, esta medida incrementará los costes de la carne. 

El secretario general de la Confederación de CooperativasAgrarias, Eduardo Baamonde, calificó la decisión del Consejo deMinistros de "desproporcionada", porque "alterará todo el proceso decomercialización de carnes de vacuno", ya que, las canales setransportan gracias al soporte que ofrece el espinazo. 

Baamonde destacó la "paradoja" de que en España se haya producidoun descenso "brutal" en el precio de la carne en origen, y sinembargo, los precios del mercado que paga el consumidor final no sehayan resentido. Esto indica, según ellos, cierta patología en elmercado español. Como consecuencia de ello, desde el sector se pidióuna campaña de información para consumidores y ganaderos.   

Desde la Confederación de Organizaciones de Agricultores yGanaderos (COAG), su responsable del sector ganadero, Andoni García, consideró que el Consejo de Ministros de la UE "ha dado la espalda al sector ganadero, al no aprobar un presupuesto para afrontar la crisis". En su opinión, la UE no asume sus responsabilidades. 

Respecto a la retirada de la columna vertebral de las reses, García lamentó que se adopte esta iniciativa "sin que se tomen losmedios económicos para que se pueda realizar", ya que acarreará "denuevo" pérdidas para el ganadero al incrementar el coste deeliminación de los MER, que COAG ha cifrado en algo más de 2. 000pesetas por animal, con lo que el coste total de retirada de los MERse sitúa ya por encima de las 6. 500 pesetas que tiene que afrontar elganadero. 

En este sentido, pidió al MAPA que establezca el presupuestonecesario para financiar la retirada del espinazo y "para afrontaruna crisis que lleva a los ganaderos a cerrar las explotaciones". "Sino se afronta la crisis, el sector responderá con movilizaciones", concluyó el representante de COAG. 

Por su parte, el director de Relaciones Internacionales de Asaja, Ignacio López, mostró su acuerdo con la retirada del espinazo porrecomendación de los veterinarios, pero matizó la necesidad de"explicar bien las medidas a tomar, ya que conllevan gastosimportantes", y a su juicio, supondrá un maltrato para la carne, asícomo mayor desconfianza para el consumidor debido a que la carnemodificará su aspecto, "y el consumidor no está acostumbrado", dijo.

RECUPERAR LA CONFIANZA DE CONSUMIDORES. 

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), Fernando Moraleda, calificó la medida como "acertada", ya que a sujuIcio, "si se hubiera hecho caso antes de las recomendaciones delComité Científico Director nos hubiera ido mejor". Moraleda consideróclave recuperar la confianza del consumidor para "recuperar la rentadel ganadero", por lo que adelantó que todas las decisiones que setomen en esta vía contarán con el apoyo de su organización. 

No obstante, el secretario general de UPA pidió al Consejo deMinistros de la Unión Europea que determine en un plan integral ydefinitivo el conjunto de recomendaciones y su repercusiónpresupuestaria, "y no este goteo de recomendaciones y de decisionespolíticas que reabren la inseguridad del consumidor", incidió. "Pedimos al Gobierno español que no tome decisiones que después nopuede cumplir". A su juicio, imágenes como las de los enterramientosilegales repercuten en el descenso del consumo. 

En esta idea coincidieron el resto de representantes de organizaciones agrarias que se reunieron hoy con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete. Todos ellos insistieron en que se tomen las decisiones oportunas cuando se tengan las infraestructuras.

Respecto a la exención del Reino Unido para retirar el espinazo, desde COAG se criticó la medida, mientras que el resto derepresentantes del sector coincidieron en señalar a este país como elresponsable de esta crisis que está afectando a un conjunto amplio depaíses europeos, y manifestaron la necesidad de que la ComisiónEuropea "tome cartas en el asunto".

Respecto a la venta de harinas animales a terceros países porparte del Reino Unido, Moraleda advirtió que "esta doble moral deberátener consecuencias políticas para ese país", y consideró"inadmisible que un interés económico muy concreto prevalezca por elinterés y la salud general de los consumidores y la renta de losganaderos". "Los gobiernos que atienden solo al interés general yfavorecen el interés individual están condenados a perder laselecciones", concluyó.

OCM DEL ACEITE Y DEL VINO.    Por otro lado, respecto a la OCM del aceite, tanto COAG como Asaja coincidieron en señalar la necesidad de la prolongación por dos años la situación actual, siempre y cuando haya una solución específicapara el olivar de baja producción que le permita seguir en elmercado. Además, desde Asaja se pedirá que se prohiban las mezclas de aceite a escala comunitaria. 

Por el contrario, Moraleda mostró su desacuerdo con la prórroga dedos años, ya que, a su juicio, repercute negativamente en lasexplotaciones de poco rendimiento en el olivar y las explotacionespequeñas, porque serán las más susceptibles de ser compradas. 

Respecto al vino, Asaja consideró necesario habilitar unprocedimiento de destilación de crisis que permita evacuar losexcedentes, que han calculado en 2, 6 millones de hectolitros. Laasociación han pedido al ministro que solicite a la UE la destilaciónde 2, 6 millones de hectolitros, de lo contrario, se encontrarán conexcedente en la próxima campaña. 

La propuesta de Asaja es una destilación de crisis y que para 1, 6hectolitros que han quedado fuera de cupo se habilite una compensación de 80 pesetas por hectógrado financiada por administración española y las comunidades autónomas.