Un campo de girasoles, en julio
Un campo de girasoles, en julio - Efe

«Los agricultores estamos entrando en pánico por la falta de lluvias»

Los próximos diez días serán cruciales para las cosechas, mientras que este fin de semana se esperan temperaturas de hasta 30ºC

MadridActualizado:

Marzo arranca con un tiempo más propio del final de la primavera que de su inicio. Este fin de semana las temperaturas van a alcanzar hasta los 30ºC en algunas zonas de la Comunidad Valenciana y rondarán los 28º en el valle del Ebro y el valle del Guadalquivir, mientras las lluvias seguirán siendo escasas. Mañana domingo está previsto que entre un frente por Galicia, donde sí dejará precipitaciones intensas, y podría alcanzar a Asturias y León, explica el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo.

El lunes la inestabilidad atmosférica se extenderá a Castilla y León y norte de Extremadura, y el martes y miércoles, con nueva nubosidad proveniente del Atlántico, volverán las lluvias al oeste y norte peninsular que podrían dejar «algunas gotas» en Madrid, Castilla y León y Andalucía occidental, mientras que en la vertiente mediterránea seguirán sin precipitaciones.

«Los agricultores estamos entrando en modo pánico, aunque aún no estamos al límite», explica el técnico de seguros agrarios de Asaja, Gregorio Juárez, sobre la escasez de lluvias. Según cuenta, hay zonas que se están poniendo complicadas, como Huesca o Castilla y León, especialmente para los cultivos herbáceos. «Si llueve en 10 días nos volveremos a recuperar, pero si esto sigue así veremos una situación como la de 2017, con pérdidas multimillonarias», avisa. En estos próximos días, las precipitaciones que se prevén para Castilla y León o Extremadura rondan los 15 y 20 litros por metro cuadrado. «No es mucho, pero algo es», dice Del Campo.

Las altas temperaturas de febrero no han ayudado a los cultivos, pero lo que falta es agua. El mapa de precipitaciones de la última semana de febrero está completamente en blanco: no ha llovido en todo el territorio nacional y los embalses se encuentran al 58,5% de su capacidad, un 13% menos que la media de los últimos 10 años. El invierno climatológico ha sido seco, cálido y soleado. Y para los meses de marzo-abril-mayo, la Aemet estima que las temperaturas podrían estar por encima de lo normal, menos en el tercio occidental de la Península, mientras que los modelos aún muestran mucha incertidumbre respecto a las lluvias.