Ali Agca vuelve a la cárcel, donde seguirá encerrado hasta enero de 2010

La liberación del hombre que intentó asesinar a Juan Pablo II fue criticada por los diarios turcos con portadas como «El héroe terrorista» o «El asesino entre nosotros»

Actualizado:

ABC

ESTAMBUL. Mehmet Ali Agca, el hombre que intentó asesinar al Papa Juan Pablo II en 1982 y autor del asesinato de un periodista turco, no saldrá de la cárcel hasta el 18 de enero de 2010 ya que su reciente excarcelación había sido errónea, según informaron ayer fuentes judiciales. Así lo comunicó la fiscalía general de Kartal, el distrito de Estambul donde Agca se encuentra preso, al alcaide de la prisión tras reconocer que tenían razón a quienes denunciaban que su liberación el pasado 12 de enero se debió a un error de cálculo.

Agca fue reingresado en la cárcel el pasado viernes, después de que un tribunal admitiese la apelación que reclamaba su privación de libertad por no haber cumplido el total de su condena por el asesinato del periodista Abdi Ipekci en 1979 y otros crímenes de menor envergadura.

Cuentas pendientes

El ultraderechista turco, que pasó 19 años en una cárcel de Roma por el fallido atentado contra Carol Wojtila, fue perdonado y extraditado en 2001 a su país, donde aún tenía pendiente una cuenta con la Justicia por el asesinato en 1979 de un conocido periodista de izquierdas. Fue la familia del propio periodista quien la semana pasada se opuso a su liberación y denunció que la estancia en la cárcel había sido mal calculada.

La liberación de Ali Agca fue duramente criticada por los medios de comunicación turcos, que amanecieron con portadas como «El héroe terrorista» o «El asesino está entre nosotros». Críticas a las que se sumó el ex ministro turco de Justicia, Hikmet Sami Turk, autor de la ley de 1999 que sirvió de base legal para indultar a Agca. De acuerdo con la nueva ley turca, los condenados a muerte a quienes se les ha conmutado la pena tienen que permanecer al menos 10 en años en prisión.

Tras la excarcelación de Agca, el actual ministro de Justicia, Cemil Cicek, ordenó que se revisara una vez más el caso.

Agca disfrutó de ocho días de libertad, hasta que fue detenido de nuevo la semana pasada en Estambul por decisión de un tribunal superior. Su salida de la cárcel creó gran revuelo y confusión en el país.