La OCU advierte sobre los peligros de algunos productos de limpieza del hogar

La organización de consumidores avisa sobre la poca información que tienen los usuarios sobre el uso de este tipo de productos

Actualizado:

Los productos de limpieza están presentes en todas las viviendas. Sin embargo, no siempre se conocen cuáles son las formas correctas de manipularlos, lo que en alguna ocasión puede provocar un susto. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) considera que, pese a que desde la Unión Europea se trabaja en una normativa de regulación para este tipo de productos, como pueden ser la lejía o el amoniaco, la divulgación de la misma no es suficiente, de manera que ha elaborado en su página web una infografía en la que explica qué significa cada uno de los símbolos que aparecen en las etiquetas.

Además, la organización de consumidores realizó una encuesta entre noviembre de 2017 y enero de 2018 en la que preguntaba a los usuarios sobre sus conocimientos en la manipulación de productos de limpieza. El 81% de los encuestados confirmaron entonces que no conocían que habían cambiado los códigos de seguridad, haciendo hincapié en la tesis de la OCU. Además, la mitad de los participantes aseguró que les costaba entender el significado de esos símbolos.

Por ello, y dada la falta de información que hay al respecto, la OCU propone una serie de precauciones y consejos para evitar cualquier susto:

-Leer las instrucciones y seguir las recomendaciones (usar mascarilla o guantes, no mezclar con otras sustancias…).

-Informar al Servicio de Información Toxicológica o al 112 si se sufre algún incidente con los productos.

-No dejar los productos al alcance de los niños.

-No guardar los más peligrosos. Intentar comprar los envases pequeños para gastarlos en una vez y no tener que almacenarlos en casa.