Un adolescente de 15 años muere tras lanzarse alentado por su madre con un paracaídas casero

Bogdan Firsov saltó desde el piso 14 de un edificio en Makiivka, en el este de Ucrania

Actualizado:

Bogdan Firso, un adolescente de 15 años murió después de que su paracaídas hecho en casa no se abriera correctamente en un salto desde una torre en Ucrania.

Varias personas observaban el salto, incluida su madre, y alentaron al adolescente mientras se preparaba para probar su improvisado paracaídas como parte de un truco para las redes sociales.

El vídeo del trágico momento muestra al joven con los brazos extendidos sobre el edificio. Mientras cae, se ve el paracaídas que no llega a desplegarse corerctamente. Según recogen medios como Daily Maill, un testigo presencial indicó que una multitud de personas estaba allí, pero nadie trató de detenerlo. «La gente ya no es humana, ha perdido todo el sentido común», comentaba el testigo. «Sucedió justo delante de mis ojos. El niño saltó con un paracaídas. Voló hacia abajo y golpeó el suelo con la espalda. Fue muy duro».

Entre los observadores estaba un grupo de familiares, además de la madre del menor, que querían filmar y fotografiar el salto. De acuerdo con los testigos, parecían estar «animándolo» y nadie llamó a la policía para detenerlo. Tras el accidente, la madre estaba «tan conmocionada por su muerte que se negó a abandonar el lugar».

Pero los expertos dijeron que incluso un paracaídas completo no podría haber salvado al adolescente. El periódico Fakti informó: «La altura más baja posible para un salto con paracaídas es de 70 metros, un edificio de al menos 25 pisos. E incluso entonces hubiera sido un salto peligroso».

Otro periódico informó: «Docenas de personas lo vieron hacerlo, incluida su familia, su madre. Estaban filmando el salto pero nadie le detuvo y ahora vemos el resultado».