Carlos Muñoz-Repiso. Efe

Los accidentes de tráfico se reducirían un 25 por ciento respetando la velocidad

Catorce millones y medio de vehículos se desplazarán por las carreteras desde las tres de la tarde de hoy y hasta las doce de la noche del martes, día en que termina la operación de Tráfico para el puente de mayo. El director general de Tráfico, Carlos Muñoz-Repiso, advirtió de que los siniestros pueden reducirse un 25 por ciento respetando los límites de velocidad y anunció un próximo aumento de las pruebas de alcoholemia.

MADRID. ABC
Actualizado:

La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha desde hoy medidas especiales de regulación para este puente, en el que se prevén catorce millones y medio de desplazamientos por carretera. El dispositivo de regulación, que contará con 8.300 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, se mantendrá durante el miércoles 2 de mayo, día festivo en la Comunidad de Madrid. Tráfico no pondrá en marcha medidas extraordinarias durante esta operación. Quizá en próximas campañas se instalen detectores de drogas en nuestras carreteras, como podría ocurrir en todas las vías de los países europeos, si la UE finalmente aprueba el establecimiento de estos detectores, una medida actualmente en fase de estudio, según recordó ayer el director general de Tráfico, Carlos Muñoz-Repiso durante su comparecencia en el Senado.

AVISO EN LOS MEDICAMENTOS

La DGT está negociando con la Dirección General de Farmacia la posibilidad de insertar en los envases de los medicamentos una llamada que advierta al consumidor de que su ingesta es perjudicial para la conducción. Tampoco habrá durante estos días más controles de alcoholemia que los habituales en este tipo de campañas, aunque se prevé que próximamente haya un incremento de estas pruebas -ahora se hacen dos millones al año- a medida que aumente la plantilla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que será de 10.000 agentes en 2004.

Ante la posibilidad de que se repita la sangría ocurrida durante la Semana Santa en las carreteras de nuestro país, Muñoz-Repiso aseguró a ABC que «no hay fórmulas mágicas» para terminar con las muertes, sólo «el cumplimiento de las reglas». En este sentido, advirtió de que «respetando los límites de velocidad, los siniestros se reducirían al menos un 25 por ciento». También subrayó la importancia de usar el cinturón de seguridad y disminuir la ingesta de alcohol, recomendaciones, todas ellas, «que los conductores conocen, pero no respetan». Muñoz-Repiso, que ayer compareció en la Comisión de Interior del Senado, declaró posteriormente a los periodistas que está «absolutamente seguro» de que los accidentes de circulación «tienen solución», aunque dijo que «la sociedad española es la que es» y «queremos lo simpático de nuestras costumbres y los resultados de los sosos que se meten en casa a las diez de la noche», informa Ep.

Entre las soluciones para frenar los siniestros en carretera, el director general de Tráfico citó la introducción en Francia del llamado delito de riesgo, que pena con prisión el exceso de velocidad aunque no se haya ocasionado daño alguno, medida de la que no es partidario. Por el contrario, Muñoz-Repiso prefiere el sistema que fija la Justicia española, que condena las conductas con resultados, como ocurre con la alcoholemia. Tampoco se mostró favorable al sistema alemán que en algunos casos obliga al conductor a someterse a análisis de sangre contra su voluntad para comprobar la tasa de alcoholemia. En su comparecencia en la Cámara Alta, dejó claro que las cifras de siniestralidad en España se han reducido en el último decenio, lo que «no nos produce autocomplacencia». Muñoz-Repiso lamentó el incremento de víctimas en Semana Santa e insistió en que la velocidad fue la causa principal del 26 por ciento de estas muertes.

MÁS REFLEXIÓN

Las maniobras antirreglamentarias ocasionaron el 17 por ciento de los accidentes, y la distracción, otro 17 por ciento. Estos datos «deben hacer reflexionar no sólo al Gobierno, sino a toda la sociedad para frenar la sangría de vidas humanas en accidentes», dijo.