Diario Sur

Así son los 73 primeros metros del interior del túnel en el que buscan a Julen

Estas imágenes muestran el recorrido completo hasta el tapón

Actualizado:

Los equipos de emergencias tratan de rescatar desde el domingo por la tarde a Julen, un niño de dos años que cayó en un pozo en la zona del Dolmen del Cerro de la Corona, en el término del pueblo malagueño de Totalán. El pozo al que el pequeño cayó es un orificio de prospección para buscar agua, de 25 centímetros de diámetro y 110 metros de largo, algo más estrecho y menos profundo de lo que se barajó en un principio (40 centímetros por 150 metros).

Tal y como informaba esta mañana J.J. Madueño en ABC de Sevilla, la apuesta para tratar de localizar en el pozo al niño Julen es un túnel vertical. Por allí bajarán dos rescatadores para buscar al niño de dos años en el corazón del Cerro de la Corona. Esto será, como muy pronto, el próximo sábado según las estimaciones ofrecidas por los ingenieros. Lo que complica el milagro de sacar a Julen con vida.

Una vez terminado el revestimiento del sondeo donde cayó Julen hay que rebajar los primeros 30 metros, desde la boca del pozo donde está Julen. Este se hace para tener que perforar sólo unos 50 metros en paralelo al agujeron donde está el pequeño de dos años. A partir de esa profundidad los trabajos se complican y la perforación se puede demorar hasta 4 o 5 horas por cada 10 metros. Se trata de salvar esa demora previsible con una excavación de 30 metros, que permita llegar a los 80 metros los más rápido posible.