Imagen de archivo
Imagen de archivo

El 25% de los casos de epilepsia son evitables

La enfermedad neurológica más frecuente que sufren 50 millones de personas

Actualizado:

Unos 50 millones de personas sufren de epilepsia, una de las enfermedades neurológicas más frecuentes, que afecta a personas de todas las edades y provoca importantes consecuencias sociales. Sin embargo, la cuarta parte de los casos son evitables, según un informe publicado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS precisó que, tomando la medicación adecuada, el 70% de los afectados pueden vivir sin crisis con tratamientos que poco onerosos.

Además, es posible incluir la epilepsia dentro de los cuidados básicos de salud para permitir que todos puedan tener acceso a cuidados médicos y beneficiarse de los tratamientos.

Esta enfermedad, de tipo cerebral, está caracterizada por una actividad eléctrica anormal que desencadena convulsiones o comportamientos inusuales. Las personas que la sufren pueden incluso llegar a perder el conocimiento y sufrir consecuencias neurológicas, cognitivas y sociales que provocan discapacidad.

El objetivo del estudio publicado por la OMS, es convertir a esta enfermedad en un imperativo de salud pública porque las consecuencias de la misma son importantes.

Los epilépticos corren un riesgo, tres veces mayor, de morir prematuramente o de sufrir de heridas graves como quemaduras o contusiones que las demás personas.

Los epilépticos sufren tambien de estigma. Por temor al mismo la mayoría de los pacientes no acuden al médico. «Muchos niños no acuden al colegio por temor a ser discriminados y los adultos no pueden trabajar, conducir o incluso casarse », señaló el doctor Martin Brodie, presidente de la Oficina Internacional para la Epilepsia.

Entre las causas de la epilepsia, enumeradas por el estudio de la OMS, están las ocurridas durante el parto debidas a heridas o a traumatismo cerebral en el nacimiento. También, por infecciones como la meningitis, la encefalitis o ataques cerebrales.

El estudio recomienda realizar exámenes regulares en mujeres embarazadas para detectar posibles complicaciones.