www.dn.se
www.dn.se

18 mujeres acusan de abuso a un colaborador de la academia sueca

Se trata de una «figura central en la vida cultural» de Estocolmo, acusan la prensa local

BerlínActualizado:

La Academia Sueca –encargada de designar al Premio Nobel de literatura– ha emitido una nota en la que reconoce la identidad de su colaborador que ha sido acusado de abusos sexuales por 18 mujeres a lo largo de 20 años. Tras una reunión urgente el jueves por la tarde, la Academia a través de su secretaria permanente Sara Danius anunció que rompe todos los vínculos con el acusado. Por su parte, el director ejecutivo de los Nobel Lars Heikenstein ha indicado al diario sueco «Dagens Nyheter (DN)» que al hombre se le ha revocado la invitación al banquete de entrega de los Nobel que se realizará el próximo 10 de diciembre en Estocolmo.

Según DN, se trata de una «figura central en la vida cultural» de Estocolmo. Casado con una escritora ligada también a la Academia Sueca, el hombre dirige un centro cultural en la capital sueca, en parte financiado por la institución y donde se organizan lecturas de los premiados en literatura. Algunas de las agresiones –fechadas entre 1997 y 2017– habrían tenido lugar en este espacio. El acusado ha asistido durante décadas a todas las ceremonias, fiestas y banquetes organizados por la Academia que ha contratado los servicios de un despacho de abogados para investigar las alegaciones.

«Conmocionada y triste»

Entre las víctimas hay algunas miembros de la academia, así como hijas y esposas de funcionarios de la institución homóloga a la Real Academia Española. La portavoz de la Academia se ha mostrado «conmocionada y triste» al conocer las múltiples acusaciones, y aún debe ser investigado si la influencia del acusado puede haber afectado de alguna manera la concesión de premios, becas o financiaciamientos. Entre las acusaciones a cara descubierta destaca el testimonio de una agresión en 2007 de la escritora Gabriela Hakansson: «No pasó nada que motivara el incidente ni tampoco coqueteo o roces. Simplemente encontré una mano en mi entrepierna».

La ministra de Cultura, Alice Bah Kuhnke, lamentó haberle concedido en 2015 la medalla de la Orden Real de la Estrella Polar, reservada a los miembros de la familia real sueca o a personalidades extranjeras por sus servicios al país. Por su parte, el hombre ha asegurado a DN que es inocente a pesar que una de las víctimas le ha acusado de violación en un piso en el casco antiguo de Estocolmo que pertenece a la Academia: «Todo el mundo sabe y ha sabido siempre que él agredía a las chicas», ha asegurado la mujer.