1.400 millones de adultos no practican ninguna actividad física regular

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, el ejercicio los protegería frente a las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la hipertensión y algunos tipos de cánceres

Actualizado:

El sedentarismo gana terreno en todo el mundo. Unas mil cuatrocientas millones de personas adultas no practican una actividad física regular que les permita proteger su organismo contra las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la hipertensión y algunos tipos de cánceres, según un informe publicado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta es la primera vez que la OMS realiza un estudio de este tipo, a escala mundial, y para ello se ha basado en informaciones facilitadas por 358 observatorios demográficos internacionales que han analizado el comportamiento de 1,9 millones de personas, mayores de 18 años, en 168 países. Los expertos concluyen que, a pesar de las recomendaciones, los niveles de actividad física no han aumentado desde 2001.

De acuerdo con la OMS, para que la actividad física tenga efectos benéficos para la salud tiene que ser practicada 150 minutos a la semana si se trata de una actividad física moderada -en la cual no se pierde la posibilidad de hablar mientras se practica- como nadar, ocuparse del jardín o caminar, o de 75 minutos si se trata de una actividad física intensa, como el fútbol, el footing o el levantamiento de pesos.

El informe constató que el porcentaje de personas que tienen una vida sedentaria es mayor en los países industrializados que en los países en desarrollo ya que en los países con un nivel de vida inferior, hay sólo un 16% de la población adulta que no ejerce una actividad física regular frente al 37% en los países industrializados.

«Contrariamente a otros problemas de salud pública, los niveles de actividad física no disminuyen actualmente en el mundo y más del 25% de la población adulta no alcanza los niveles de actividad física recomendados por la OMS. Debido a ello no se alcanzarán los objetivos fijados por el organismo para 2025 de aumentar la actividad física en un 10% », declaró una de las autoras del estudio, la doctora Regina Guthold.

Los países donde se registraron los mayores niveles de inactividad física fueron Kuwait, Samoa, Arabia Saudí o Iraq donde más del 50% de los adultos no practican regularmente una actividad física. Les siguen Estados Unidos, con el 40% de la población, Reino Unido, con 36%, y China con 14%. Desigualdades existen también entre sexos porque un 32% de mujeres, una de cada tres, no practica una actividad física, frente al 23% de varones, uno de cada cuatro.

Durante 2016, en España, el 30,5% de la población adulta no practicaba con regularidad una actividad física, siendo las mujeres, un 33,7%, más sedentarias que los hombres, un 27,2%. Las cifras divulgadas en el estudio de la agencia sanitaria de la ONU revelaron también un elevado porcentaje de niños entre 11 y 17 años, el 77,2%, que no hacen suficiente ejercicio físico.

La doctora Guthold explicó ante la prensa que «los países deben de poner en marcha campañas de información para concienciar a la población de la necesidad de practicar una actividad física regular y también comprometerse en la creación de condiciones adecuadas para que estas actividades puedan desempeñarse bajo las mayores garantías de seguridad».

«Además, los países deben fomentar y apoyar los cambios en las pautas habituales de comportamiento que promuevan la ejecución del trabajo de pie, en lugar de sentados, o la celebración de reuniones mientras se camina o pasea, en vez de alrededor de una mesa, porque la actividad física regular aporta grandes beneficios para la salud», explicó.

Guthold señaló que está muy claro que «la inactividad física gana terreno y que un cambio de comportamiento es necesario  e incluso puede llegar a ser beneficioso para la economía de los países, creando puestos de trabajo en sectores como el turismo, los viajes, el medio ambiente y los deportes».