Los 10 inolvidables de 2016

Rita Barberá, Luis Salom o Manolo Tena son algunos de los nombres ilustres que nos abandonaron este año

Actualizado:12345678910
  1. Rita Barberá, la alcaldesa de España

    Rita Barberá saliendo de un pleno
    Rita Barberá saliendo de un pleno - ABC

    Seis mandatos, cinco mayorías absolutas y 24 años al frente del Ayuntamiento de Valencia avalan la importancia de Rita Barberá en el desarrollo de la ciudad del Turia y su conversión en la gran urbe que hoy en día es.

    La indumentaria roja y el collar de perlas caracterizaron siempre a la alcaldesa, quien se convirtió en un símbolo de la esfera política más allá de la Comunidad Valenciana. Su carisma arrollador y su discurso cercano no dejaban indiferente a nadie y le dieron el apodo de «alcaldesa de España».

    Las acusaciones de los últimos tiempos, el final de su etapa como alcaldesa y su abrupta salida del PP no ensombrecen el legado de una política única y singular.

  2. Víctor Barrio, muletazos por un sueño

    Víctor Barrio tras una corrida en Valdemorillo
    Víctor Barrio tras una corrida en Valdemorillo - ABC

    La tauromaquia española se vistió de luto en 2016 para despedir al joven torero segoviano Víctor Barrio, que fallecía el 9 de julio en la plaza de toros de Teruel tras una cornada en el tórax.

    Forjado como el mejor novillero de la Feria de San Isidro de 2011, el incomparable marco de Las Ventas sería testigo de su alternativa el 8 de abril de 2012 con El Fundi como padrino.

    Su figura estilizada, su valor y su llamativa precocidad habían conquistado al mundo del toreo, pero los 529 kilos de «Lorenzo», el toro de Los Maños que ocupaba el tercer lugar de aquella trágica tarde, se cruzó en su camino para unir su destino al de otras figuras del toreo como Yiyo o Paquirri, los últimos diestros fallecidos en los ruedos españoles 30 años antes.

  3. Leandro de Borbón, el aristócrata mediático

    Presentación del retrato de Leandro de Borbón
    Presentación del retrato de Leandro de Borbón - ABC

    Hijo de Alfonso XIII y la actriz teatral Carmen Moragas y tío del Rey Juan Carlos, su condición fue reconocida en 2003 tras una larga batalla judicial, aunque nunca logró el tan anhelado tratamiento de Alteza Real.

    Uno de los episodios más controvertidos de la vida del aristócrata Leandro de Borbón fue el de la publicación de las memorias en las que contaba con todo lujo de detalles la historia de pasión secreta entre su madre y el Rey.

    Su peculiar aspecto –prominente bigote, capa y bastón- y una personalidad controvertida y mediática le convirtieron en un asiduo de las tertulias televisivas del corazón.

  4. Gustavo Bueno, padre del «materialismo filosófico»

    Gustavo Bueno en su casa de Niembro
    Gustavo Bueno en su casa de Niembro - ABC

    Riojano de nacimiento y asturiano de adopción, Gustavo Bueno logró aquello con lo que todo filósofo sueña: crear su propia corriente de pensamiento.

    Fundó su propio sistema de pensamiento, el «materialismo filosófico» cuya piedra angular era una teoría de la ciencia creada también por él, la «teoría del cierre categorial». Consistía en la negación de cualquier tipo de espiritualismo.

    Además de todo lo citado, fue también un polemista empedernido. Gustavo Bueno deja a los 91 años un inmenso legado intelectual en forma de obras como: «El mito de la izquierda» o «La fé del ateo», traducidas a varios idiomas. Ostenta la condición de imprescindible en la filosofía española de los siglos XX y XXI.

  5. Chus Lampreave, la aprendiz de pintora que ganó un Goya

    Chus Lampreave actuando
    Chus Lampreave actuando - ABC

    Última representante de una generación de actrices secundarias como Gracita Morales o Rafaela Aparicio, reconocibles por el cine cómico, sus sonrisas y sus peculiares voces, Chus Lampreave siempre quiso dedicarse a la pintura, por lo que ingresó en los años cincuenta en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

    La casualidad la llevó del lienzo al mundo de la escena a través del director Jaime Armiñán, el primero de una serie de ilustres cineastas como Berlanga, Trueba o Almódovar, con los que trabajó a lo largo de décadas de carrera artística.

    Una trayectoria jalonada por un Goya como mejor secundaria en 1992 por su papel en «Belle Epoque» y un premio conjunto como mejor actriz en el Festival de Cannes de 2006 por «Volver».

  6. Francisco Nieva, un dramaturgo rebelde

    Francisco Nieva, tras el estreno de su obra «Salvator Rosa o el artista»
    Francisco Nieva, tras el estreno de su obra «Salvator Rosa o el artista» - EFE

    Director, escritor y escenógrafo, Francisco Nieva es autor de más de una treintena de obras de teatro, así como novelas y ensayos. Destacó por la transgresión, su elevado sentido de lo visual y el carácter vitalista de su obra.

    Miembro de la Real Academia Española, donde ocupaba la silla J. A lo largo de su carrera, el ciudadrealeño cosechó galardones de altura como el Príncipe de Asturias de las Letras o el Premio Nacional de Teatro y Literatura.

    Fue uno de los miembros del «postismo» junto a figuras como Carlos Edmundo de Ory o Eduardo Chicharro antes de su exilio en París y destacó también como dibujante.

  7. Luis Salom, «el mexicano» de las dos ruedas

    AFP

    Subcampeón del mundo de motociclismo en la categoría de 125 centímetros cúbicos en 2012, el piloto balear Luis Salom, de tan solo 24 años y apodado «el mexicano», se había consolidado como un nombre de referencia en Moto2 en su tercera temporada en la categoría intermedia con el primer podio de su carrera.

    El 6 de junio de 2016, en el circuito de Montmeló, un fuerte impacto contra su propia moto y las barreras de la curva 12 tras perder el control de la misma durante los entrenamientos libres acabó con su fallecimiento.

    El mundo de las dos ruedas se volcó entonces con numerosas muestras de cariño, apoyo y recuerdo hacia Luis y su familia bajo el lema «siempre estarás en nuestros corazones».

  8. Manolo Tena, un superviviente en medio de la movida

    Manolo Tena en su visita al chat de ABC
    Manolo Tena en su visita al chat de ABC - ABC

    Creador de temas icónicos de la música española como «Tocar Madera» o «Sangre española», su voz rasgada es uno de los clásicos de la movida madrileña de los ochenta.

    Manolo Tena nació en Extremadura pero se crió en el barrio de Lavapiés, desde donde alcanzó la condición de referente del rock español a través de grupos como «Cucharada» o «Alarma» y con su carrera en solitario desde 1988.

    Compositor de conocidas canciones interpretadas por otros artistas como Miguel Ríos, Ana Belén, Luz Casal o Rosario Flores, durante su vida le acompañó la fama de artista maldito por sus adicciones y recaídas, de las que se había recuperado para lanzar en 2015 «Casualidades», su último álbum.

  9. Amparo Valle, toda una vida en la pequeña pantalla

    Amparo Valle en la quinta temporada de «La que se avecina»
    Amparo Valle en la quinta temporada de «La que se avecina» - ABC

    Con medio siglo de carrera en el teatro, el cine y la televisión, Amparo Valle ha sido uno de esos rostros familiares para cualquier español a través de la pequeña pantalla.

    Tenía sólo 20 años cuando se subió por primera vez a un escenario para interpretar obras de grandes autores como Lorca o Buero Vallejo, pero se dio a conocer al gran público tras su salto al cine y, sobre todo, a la televisión.

    El último personaje al que dio vida fue el de Justi en «La que se avecina» pero a través de la carrera de la valenciana podemos hacer un repaso a las más célebres series de televisión españolas, ya que formó parte del elenco de: «Brigada Central», «Farmacia de Guardia», «Canguros», «Periodistas» y «Física o Química».

  10. Manuel Velázquez, icono del Real Madrid «ye- ye»

    Manuel Velázquez
    Manuel Velázquez - EFE

    El brillo del equipo blanco de los 70 con su juego repleto de la clase que identifica al club no podría entenderse sin la figura de este destacado mediocampista, fallecido el pasado 15 de enero.

    Su visión de juego y sus pases de 40 metros contribuyeron a la sexta Copa de Europa madridista en 1966 tras vencer en la final al Partizán de Belgrado.

    Velázquez fue durante más de una década el cerebro que dirigió el juego del conocido como Madrid «ye-yé». En el club blanco, este madrileño de pura cepa representó sus más genuinos valores.