Laura García Estévez es la coordinadora de la Unidad de Mama del CIOCC
Laura García Estévez es la coordinadora de la Unidad de Mama del CIOCC - isabel permuy
día del cáncer de mama

Laura García-Estévez: «A mis pacientes lo primero que les digo es que se compren unas zapatillas deportivas»

Coordinadora de la Unidad de Mama del CIOCC afirma que «el deporte puede tener un efecto aditivo a la quimioterapia»

N. RAMÍREZ DE CASTRO
Actualizado:

Llegó de la sanidad pública para poner en pie la unidad de mama del Centro Integral Oncológico Clara Campal (CIOCC) de Madrid. Allí, esta oncóloga inquieta ha cambiado la forma de tratar a sus enfermos. A la tecnología y últimos protocolos ha sumado el factor emocional para intentar mitigar la angustia que genera el diagnóstico y el tratamiento.

En la unidad de Laura García Estévez se ha formado un equipo multidisciplinar de 27 especialistas en el que el 80% son mujeres porque cree que “es más fácil tener empatía con las pacientes cuando sientes como ellas”. También ha creado la figura del asistente, un factótum que sin ser enfermera ni psicóloga, se ha convertido en el “ángel de la guarda” de la unidad. “Funciona también que otros centros han venido a ver nuestra organización, en la que entre radiólogos, oncólogos y enfermería, Encarna se ha convertido en una pieza fundamental. Es la primera persona que recibe a una mujer cuando da positivo en una biopsia, le cuenta cómo va a ser su futuro y le acompaña en el laberinto del hospital”.

Es habitual ver a Encarna pulular por la sala de espera. De paciente en paciente, con una sonrisa para cada uno de ellos. Lo mismo da un achuchón, que aconseja si se debe tomar un omeprazol para evitar molestias gástricas o ofrece un consejo estético.

Encarna también ha acompañado a García Estévez en su último proyecto: contar en una serie de documentales cómo el cáncer de mama es una enfermedad global que hace sufrir a la mujer en los cinco continentes. El primero se acaba de filmar en China y será su granito de arena al Día Internacional del Cáncer de Mama. ¿Por qué China? “Nos atraía el sistema chino en el que convive la medicina tradicional china y la occidental y porque este cáncer está en ascenso por la adquisición de hábitos occidentales. Allí no existe programa de detección precoz y la mayoría de los casos son diagnosticados cuando ya están muy avanzados”.

Tras China se filmará en España, en un hospital público, el Clínico de Valencia y en el CIOCC de Madrid, un centro privado. Después, “si hay presupuesto” en América Latina, Sudáfrica y Nueva Caledonia para cerrar su proyecto “Historias de mujeres” en los cinco continentes.

Y en el entretanto, Laura García Estévez tiene sus miras en una nueva investigación que quiere demostrar que el ejercicio físico puede ser el mejor aliado del cáncer de mama más agresivo. “Arranca en enero con diez pacientes que trabajarán con un entrenador personal tres veces por semana. Creemos que el deporte puede tener un efecto aditivo a la quimioterapia en los tumores triple negativos”.

Esta experta en cáncer de mama está convencida de la importancia de la actividad en la enfermedad. “A mis pacientes lo primero que les digo es que se compren unas zapatillas deportivas cuando llegan a mi consulta”. Los nuevos estilos de vida están jugando en nuestra contra y favoreciendo el ascenso del cáncer de mama, dice García Estévez. “En China había menos cáncer de mama porque son mujeres con una constitución más delgada, con menos grasa que las occidentales. Hacen más ejercicio físico y toman mucho soja. Pero las segundas o terceras generaciones de asiáticas que residen en un país occidental adquieren el mismo riesgo de desarrollar un cáncer de mama que las occidentales. Está claro que la alimentación y el estilo de vida influyen”.