De san bernardo

España es el segundo país de la UE donde más ha subido la población en riesgo de pobreza

El informe detalla que en nuestro país hay 13,4 millones de personas en riesgo de pobreza, mientras que en 2008 esa cifra era de 11,1 millones

Actualizado:

España es el segundo país de la UE donde más ha subido la población que se encuentra en riesgo de pobreza desde el comienzo de la crisis, desde el 24,5% en 2008 hasta el 29,2% de 2014, sólo superada por Grecia, donde se ha incrementado en casi ocho puntos, hasta el 36% de los ciudadanos, según un estudio publicado este viernes por Eurostat.

En total, el informe detalla que en España hay 13,4 millones de personas en riesgo de pobreza, mientras que en 2008 esa cifra era de 11,1 millones.

Los Estados miembros con más población en riesgo de pobreza en 2014 eran Rumanía (40,2%), Bulgaria (40,1%) y Grecia (40,1%). En el caso contrario, las tasas más bajas fueron registradas en República Checa (14,8%), Suecia (16,9%) y Holanda (17,1%).

En total, 122 millones de personas, el 24,4% de la población europea, permanecían bajo riesgo de pobreza en 2014, lo que significa que al menos se encontraban en una de las tres situaciones que recoge la estadística: estar riesgo de pobreza después de transferencias sociales, tener privaciones materiales severas y vivir en hogares con muy baja intensidad de empleo.

En concreto, en España una de cada cinco personas estaban en riesgo de pobreza después de las transferencias sociales, el 22,2% de la población. En este caso, la tasa se elevó en 1,4 puntos y España sólo era superada por Rumanía (25,4%).

Con respecto a la segunda condición del estudio, un 7,1% de la población española contaba con privaciones materiales severas, que recoge, por ejemplo, los casos en los que no es posible hacer frente a las facturas, mantener el hogar «adecuadamente caliente» y poder disfrutar de una semana de vacaciones lejos de la vivienda habitual, así como comer carne o pescado cada dos días.

Por último, España también era en 2014 el segundo Estado miembro con más población viviendo en hogares con una intensidad de empleo «muy baja», el 17,1%. De nuevo Grecia era el país con una tasa más elevada en este apartado (17,2%), mientras que Bélgica ostentaba la tercera cifra más alta /14,6%). Suecia, Rumanía (ambos con 6,4%) y Eslovaquia (7,3%) registraron los porcentajes más bajos.