Atolón de Tarawa, en Kiribati, en el año 2004. La subida del nivel del mar afectaría mucho a estas islas
Atolón de Tarawa, en Kiribati, en el año 2004. La subida del nivel del mar afectaría mucho a estas islas - ap

Nueva Zelanda rechaza al que intentaba ser el primer refugiado climático

Ha sido deportado por las autoridades. Su país de origen, la república de Kiribati, está en una isla que se levanta dos metros sobre el nivel del mar y que está amenazada por la subida de las aguas

Actualizado:

Un ciudadano de la pequeña república de Kiribati, una isla rodeada de atolones en la mitad del Pacífico, ha sido deportado por las autoridades de Nueva Zelanda, después de que este pidiera asilo a causa de los efectos del cambio climático sobre su isla de origen, amenazada con quedar cubierta bajo las aguas.

Ioane Teitiota, de 39 años, regresó en avión a su país de origen, donde las fuentes de agua han quedado contaminadas por la sal y los desagües debido al avance del mar, según la agencia local NZN.

Teitiona y su esposa emigraron en 2007 a Nueva Zelanda, donde nacieron sus tres hijos, pero al vencer su visado de trabajo en 2010 pidió a las autoridades neozelandesas que les otorgara a él y a su familia el estatus de refugiados climáticos. Pero con esta decisión, su esposa, Angua Erika, y sus tres niños, serán repatriados la próxima semana.

Un país que desaparecerá

Kiribati, compuesto por más de una treintena de atolones y que se levanta a dos metros sobre el nivel del mar, figura con las Islas Marshall y Tuvalu entre los países más afectados por al aumento del nivel del agua a causa del cambio climático por el calentamiento global.

Para mitigar los efectos del fenómeno, la pequeña nación ya ha comprado tierras a Fiyi para albergar a su población y varias decenas de personas que vivían en aldeas levantadas en la costa de islotes han emigrado.