Escuela pública Gaspar de Portolà de Balaguer a la que iban los pequeños
Escuela pública Gaspar de Portolà de Balaguer a la que iban los pequeños - balaguer.cat
educación

Otra familia catalana «obligada» a cambiar de colegio para recibir clases en castellano

Aunque un tribunal ha reconocido el derecho de dos alumnos de Lérida a recibir el 25% de clases en castellano, la familia ha optado por acudir a otro centro tras recibir presiones

Actualizado:

Los dos alumnos del colegio Gaspar de Portolà de Balaguer (Lérida) a los que los tribunales han reconocido el derecho a un 25% de clases en castellano, no seguirán en el centro, según confirmó a ABC la madre de los niños. La familia ha optado por matricular a sus pequeños, de 4 y 6 años, en otra escuela para «preservar su seguridad» al entender que «el centro no es fiable». Debido al acoso recibido en estas últimas semanas, la familia prefiere no dar detalles del nuevo centro educativo. «Nos han dado referencias de que los niños estarán bien: además les ofrece también atención psicológica», afirma. La madre acusa al antiguo colegio de haber desvelado la identidad de la familia, lo que ha generado, según dice, una situación de acoso hacia sus hijos. « Nos quedamos sin castellano pero lo primero es la seguridad de mis pequeños», precisó la mujer. Asegura, asimismo, que el negocio familiar también ha sufrido los efectos de un boicot impulsado desde las redes sociales.

Respecto al papel de la Generalitat en el proceso, la familia aclara que «solo ha tramitado el cambio de centro». «No nos ha ayudado a encontrar otra escuela», se duelen. Los niños acudieron ayer a clase, por lo que solo han perdido una jornada del nuevo curso escolar.