El fármaco ha recibido la autorización de la agencia del medicamento de EE.UU (FDA) este miércoles 19 de julio
El fármaco ha recibido la autorización de la agencia del medicamento de EE.UU (FDA) este miércoles 19 de julio - reuters

Valeant compra al fabricante de la «viagra femenina» un día después de su aprobación

La farmacéutica canadiense pagará cerca de mil millones de dólares por la compra de Sprout Pharmaceuticals

Actualizado:

La farmacéutica canadiense Valeant ha anunciado este jueves la compra de Sprout Pharmaceuticals, el fabricante de la primera « viagra femenina» en llegar al mercado, por una cantidad cercana a los mil millones de dólares.

El anuncio se produce un día después de que la Administración de Fármacos y Alimentos de EE.UU. (FDA, en sus siglas en inglés) autorizara la comercialización de Addyi, un fármaco para paliar la falta de deseo sexual en las mujeres.

La decisión de la FDA fue polémica, ya que el medicamento tiene importantes efectos secundarios –desmayos, mareos, náusea, sueño, baja presión arterial–, sobre todo si se combina con la ingesta de alcohol y los estudios clínicos han demostrado que sus efectos son limitados (solo entre el 8% y el 13% de las mujeres experimentaban una mejora en su vida sexual).

Para sus críticos, la autorización del Addyi ha tenido que ver más con una gran campaña de presión pública –participada y financiada por Sprout– que con las ventajas y la seguridad del fármaco. La farmacéutica utilizó el argumento de que no existía hasta el momento ningún tratamiento para el llamado desorden de deseo sexual hiperactivo de las mujeres, mientras que los hombres disponen de hasta 26 fármacos aprobados por la FDA para tratar la disfunción sexual.

Mercado multimillonario

El anuncio de este jueves deja claro que la aprobación abre una posibilidad de tratamiento de esta dolencia pero, sobre todo, un mercado multimillonario. Según los datos de Sprout, el 10% de las mujeres sufren de falta de deseo sexual. El analista financiero Raghuram Selvaraju, de H.C. Wainwright, aseguró a Reuters que estimaba las ventas anuales de Addyi en 100 millones de dólares. Len Yaffe, de Kessel Capital Management, las situó en 300 millones. Solo el año pasado, la venta de la viagra masculina generó 1.700 millones de dólares.

Sprout es una empresa familiar, fundada por el matrimonio formado por Cindy y Robert Whitehead. En 2011 compraron la patente de la flibanserina, el medicamento de Addyi.

Según el consejero delegado de Valeant, Michael Pearson, las conversaciones con Sprout arrancaron hace tres semanas. A comienzos de junio, un panel de expertos de la FDA dio su visto bueno a la flibanserina. La agencia gubernamental suele respetar ese dictamen, como ocurrió en la autorización de la «viagra femenina» esta semana, por lo que Valeant contaba con la luz verde a Addyi.