El rostro puede decir mucho sobre nuestra salud
El rostro puede decir mucho sobre nuestra salud - Fotolia

Siete rasgos de tu cara que pueden indicar que estás enfermo

Desde la aparición de manchas amarillas, hasta tener arrugas demasiado profundas

Actualizado:

Dicen que la cara es el espejo del alma y, aunque esta afirmación puede sonar sumamente superficial, lo cierto es que, en determinados casos, es totalmente cierta. Así lo afirma la versión Web de la revista especializada « Healthista», desde donde se señala que existen determinadas características del rostro que pueden indicar que padecemos diferentes enfermedades.

Algunas de ellas, por ejemplo, son las manchas amarillas que, repentinamente, aparecen alrededor de los ojos, la nariz o la boca. Y es que, estas pueden significar que se tiene el colesterol alto. No obstante, lo mejor es consultar con un médico antes de que cunda el pánico, pues todo puede ser una curiosa casualidad.

1-Manchas amarillas alrededor de los ojos, la nariz o la boca.

En palabras de esta publicación, el que repentinamente aparezcan manchas amarillas en la cara puede significar que se padece de colesterol alto. La razón es sencilla: las arterias se obstruyen, la sangre no puede circular bien a través de ellas, y se sucede una dolencia llamada « xantelasma». «A menudo se asocia con el colesterol alto, pero también pueden aparecer por irregularidades provocadas debido a que nuestro cuerpo no metaboliza bien las grasas», explica la dermatóloga Emma Starritt a esta Web.

2-Piel pálida

Tener la piel pálida puede ser sinónimo de « anemia ferropénica», una dolencia que se produce debido a la falta de hierro en el organismo. También suele ser acompañada de otros síntomas como la aparición de círculos oscuros alrededor de los ojos, cansancio o letargo. Todo ello, debido a que los músculos no reciben suficiente oxígeno. La solución más rápida, en el caso de que el médico te confirme que padeces esta enfermedad, es come carne roja (la cual es rica en hierro).

3-Grietas en las comisuras de la boca

Contar con grietas en las comisuras de la boca puede ser sinónimo de « estomatitis angular», una enfermedad que se produce debido a la deficiencia de vitaminas B2 y B3. Estas cuentan con propiedades anti inflamatorias y su escasez puede derivar en el enrojecimiento de la piel y que esta se agriete en determinados puntos del rostro. En palabras de esta revista especializada, la dolencia suele aparecer en los vegetarianos debido a que no ingieren huevos, carne magra o pescado.

4-Acné (en mujeres)

En principio, contar con un poco de acné es usual. Sin embargo, si esos pequeños granos se vuelven una molestia excesiva para las mujeres, y estas no son adolescentes, quizás deban pasarse por el médico. Y es que, podrían padecer el « síndrome del ovario poliquístico», una enfermedad que produce cuando se sufre un desequilibro en las hormonas y que puede degenerar en cambios en el ciclo menstrual, producir quistes en los ovarios y, en casos extremos, dificultar el embarazo.

5-Enrojecimiento de los vasos sanguíneos

El enrojecimiento de los vasos sanguíneos puede deberse, según afirma a esta página el dermatólogo Nicholas Lowe, a la excesiva ingesta de vino tinto, cafeína y alimentos picantes.

6-Arrugas o flacidez de piel profunda

Si cuentas con arrugas o una flacidez de piel excesiva, puede que tu cuerpo sufra de falta de elastina y colágeno (las cuelas hacen que nuestro rostro esté terso). Usualmente, esta dolencia suele venir provocada por fumar en exceso, una práctica que desoxigena la sangre (lo que la impide trasportar los nutrientes necesarios para la piel). En palabras expertos como la dermatóloga Lynette Yong, tan solo un cigarrillo al día puede provocar este efecto. Con todo, se pueden tratar de paliar los efectos con vitamina C.

7-Manchas negras en el cuello

¿Han aparecido repentinamente en tu cuello manchas marrones o negras? Si es así, puede que padezcas diabetes tipo 2 y no lo sepas. Conocidos como « acantosis nigricans», estos «parches» pueden ser provocados por una dieta alta en azúcares o carbohidratos refinados.