En libertad provisional el padre del mellizo de Lequeitio que murió por intoxicación

Tras declarar ante el juez, que le ha impuesto algunas medidas cautelares; había sido detenido el pasado miércoles

Actualizado:

El padre de dos niños de 13 años, mellizos, naturales de la localidad vizcaína de Lequeitio, que fueron ingresados el pasado 26 de junio con graves síntomas de intoxicación, de los cuales uno falleció el 1 de julio, ha quedado en libertad provisional esta tarde tras declarar ante el juez, que le ha impuesto algunas medidas cautelares, según han confirmado fuentes del departamento vasco de Seguridad a ABC. Había permanecido detenido desde el pasado miércoles, día 15. El caso se encuentra bajo secreto de sumario.

Por otra parte, los investigadores han imputado a la madre, si bien se encuentra en libertad, informa Efe. Las mismas fuentes han explicado que también se ha tomado declaración a personas cercanas a los progenitores a lo largo de las últimas semanas como parte de unas pesquisas que siguen abiertas.

Según publica hoy el diario «El Correo», en los informes toxicológicos practicados a los menores se encontaron rastros de cicuta, un potente veneno. Una de las claves para la resolución del caso, amplía esta información, podría residir en un envase de zumo, como origen de la intoxicación.

Los niños cayeron gravemente enfermos prácticamente al mismo tiempo cuando se encontraban separados. Uno estaba en la playa cuando se sintió indispuesto y el otro en su vivienda. Fueron trasladados al hospital de Cruces (Vizcaya), uno en helicóptero y otro en ambulancia, y allí les fueron practicados sendos lavados de estómago, entre otras pruebas. Los médicos que les atendieron sospecharon que podrían haber ingerido algún producto tóxico o en mal estado. La evolución del otro menor fue favorable y se encuentra fuera de peligro.

Ardua labor de análisis

Los investigadores rastrearon la vivienda familiar y otras de allegados en busca de pruebas. Los primeros análisis resultaron infructuosos: no pudo determinarse qué había provocado la intoxicación. «No hay todavía una causa definida», explicaba el pasado 7 de julio el consejero de Salud, Jon Darpón. «El proceso está pendiente de pruebas y de análisis toxicológicos», añadía entonces.

Según «El Correo», después de que el Instituto Nacional de Toxicología no pudiera determinar el origen de la intoxicación, las muestras fueron enviadas finalmente al hospital militar Gómez Ulla. Los nuevos análisis habrían detectado la presencia de cicuta. De acuerdo con este mismo diario, se han solicitado nuevas pruebas médicas y no se descartan más detenciones.