El Ministerio de Sanidad alerta del «peligroso discurso contra la vacunación»

Alfonso Alonso considera que el caso del menor contagiado de difteria "debe ayudar a concienciar a los padres" para que velen "por los derechos de los niños".

Actualizado:

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha advertido hoy de que "empieza a haber un discurso peligroso contra la vacunación" que no se apoya en la evidencia científica y ha asegurado que "es irresponsable no vacunar". No obstante, Alonso no ha querido "entrar en la razón" de los padres del niño de 6 años con difteria, que está ingresado en estado grave en la UCI en el Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona, y que no había sido vacunado.

más informaciónEl niño enfermo de difteria sigue «en estado muy grave»Una enfermedad que ataca a los niños y se contagia por la respiración y los estornudos4.500 casos de difteria al año en el mundo

En declaraciones a los periodistas tras reunirse con el ministro consejero de la Embajada de Rusia, Sergey Melik-Bagdasarov, Alonso ha considerado que este caso "debe ayudar a concienciar a los padres" de que "tienen que velar por los derechos de los niños y de que siempre está por encima el interés superior del menor". "Si nuestros niños están protegidos no tienen que tener ningún temor a enfermedades que antes eran muy graves y que hoy son prácticamente desconocidas", ha asegurado.

Preguntado sobre la responsabilidad de los padres del niño, Alonso no ha querido "entrar en hipótesis sobre lo que ha pasado con esta familia en concreto", porque "no me parece responsable por mi parte".

El Ministerio está trabajando con las autoridades sanitarias de Cataluña para tratar de identificar el foco de la infección, ha explicado Alonso, quien ha asegurado que la mayor preocupación en estos momentos es la salud del niño, que se encuentra "en estado muy grave". Todo el entorno familiar del pequeño ha sido vacunado y se ha revacunado también a todas las personas que han estado en contacto con él "para garantizar la protección", ha dicho. Este caso también ha puesto de manifiesto, según Alonso, la necesidad de que la Unión Europea pueda disponer de "alguna reserva de antitoxina para el futuro, por si acaso".

Alonso ha agradecido la disposición de las autoridades rusas "desde el primer momento" para proporcionar el tratamiento con antitoxina diftérica, que España estaba "buscando en todos los países del mundo".