solo uno de cada tres españoles adquiere plantas medicinales en la farmacia
solo uno de cada tres españoles adquiere plantas medicinales en la farmacia - abc.es

Nueve de cada diez medicinas a base de plantas no cumplen la legislación

Con la nueva normativa europea tan solo 38 productos medicinales obtuvieron licencia. La mayoría de estos fármacos se adquieren en internet

Actualizado:

Tendemos a pensar que si un medicamento está realizado a base de plantas va a ser mejor para nuestra salud y va a tener menos efectos secundarios. Pero el hecho de estar basado en «elementos naturales» no exime a este tipo de productos de tener que cumpir una completa y compleja legislación. De ello se ocupa la directiva europea 2004/24/CE, nacida con la intención de imponer nuevos requerimientos a los medicamentos tradicionales a base de plantas. En realidad su entrada en vigor ha conseguido que cada vez hya menos productos de este tipo.

Según recoge la Agencia SINC, en el año 2010 existían en España 315 medicamentos autorizados que comercializaban 39 compañías distintas. Un año más tarde entraba en vigor la nueva normativa europea y solo 38 productos medicinales obtuvieron la licencia, reduciendo el mercado a siete compañías garantizadas.

Tras su puesta en marcha en 2011, solo el 12% de las plantas medicinales registradas en España se adaptó a la nueva normativa. El resto emigró al sector de la alimentación, menos estrictamente regulado, o desapareció, según un estudio elaborado por el departamento de biología de sistemas de la Universidad de Alcalá que acaba de publicar la revista Gaceta Sanitaria.

En 2010, 108 de los 315 productos registrados (el 34%) se trasladaron al sector alimentario, mientras que el 54% restante podría haber desaparecido del mercado.

El viraje hacia el sector de la alimentación que han emprendido muchas de las compañías para eludir los nuevos requisitos de licencia de medicamentos puede comportar importantes consecuencias para la salud de la población, advierten los autores y las autoras de esta investigación.

Mientras que solo uno de cada tres españoles adquiere plantas medicinales en la farmacia, internet se ha convertido en uno de los proveedores favoritos. Un lugar donde el cuidado de la información y la seguridad se reduce considerablemente.

Según una revisión reciente realizada sobre 13 hierbas comunes en las 50 páginas web más visitadas, apenas el 10,5% recomendaba la consulta a un profesional sanitario y menos del 8% proveía información sobre posibles efectos adversos, interacción con otros medicamentos u otras informaciones sobre seguridad.

Esta investigación también ha identificado 63 páginas web de comercio electrónico que anuncian propiedades saludables para sus productos de forma ilegal. Un ejemplo más de hasta qué punto la nueva normativa ha condicionado un panorama más confuso e inseguro para el consumidor de medicamentos tradicionales a base de plantas.

En 2013, solo 48 medicinas tradicionales pertenecientes a 10 compañías fueron garantizadas mediante licencia en España, cifra que representa el 6% de los 1.319 productos autorizados en la Unión Europea. El mercado español se concentra en una sola compañía, Arkopharma, que comercializa el 72% de los medicamentos a base de plantas registrados en nuestro país. La mayoría de licencias fueron para el tratamiento de desórdenes digestivos o metabólicos (10 productos), cardiovasculares (otros 10) y sistema nervioso central (7 productos)