Manifestación del pasado 14 de marzo en Madrid en defensa de la vida, la mujer y la maternidad
Manifestación del pasado 14 de marzo en Madrid en defensa de la vida, la mujer y la maternidad - isabel permuy

El PP asume que tres de sus diputados no votarán a favor de la reforma del aborto

El Gobierno niega división y destaca que la toma en consideración de la proposición que reforma la ley del aborto de Zapatero se hará con una amplia mayoría del grupo

Actualizado:

Hoy martes, el Congreso debatirá y votará la toma en consideración de la proposición que reforma la ley del aborto de Zapatero. Será el inicio de la tramitación y el PP ha recordado a todos sus diputados que deben estar en la votación y respetar la disciplina de voto. Pero todo apunta a que no será así. No habrá una gran división dentro del grupo parlamentario, porque solo son tres los diputados populares que han asegurado que «por honor» no votarán a favor, pero sí una disensión que no le gusta nada al PP a mes y medio de las elecciones municipales y autonómicas.

Tras haber retirado la reforma global planteada por el exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón, que dimitió por ello, el PP presentó en febrero en el Congreso esta proposición de ley para cambiar un artículo de la ley de 2010 de Bibiana Aído. Pese a las presiones de los provida, la reforma es puntual y se va a limitar, en un principio, a que sea obligatorio el consentimiento paterno para las jóvenes de 16 y 17 años a la hora de interrumpir su gestación.

No es un derecho

Ni siquiera la posibilidad de introducir en el texto de la proposición que «el aborto no es un derecho» de las mujeres, consiguió cerrar filas en el PP. De hecho, desde la dirección del Grupo Popular en el Congreso ya ni se lo plantean porque aun con ese cambio, los diputados provida seguían considerando que se mantiene el resto de la ley de plazos y, por tanto, la posibilidad de abortar en las 14 primeras semanas de gestación.

Ante este escenario de «discrepancia», el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, pedía ayer «consenso y comprensión» a los diputados provida del PP y ganaba tiempo afirmando que confía en que cuando se apruebe de forma definitiva no haya discrepancias internas,informa Ep. «Se trata del principio y no del final de esa modificación legislativa», decía ayer Alonso, que además extendía la petición de consenso a todos los grupos, a los que recordaba que hoy hay «una nueva oportunidad de trabajar por una visión compartida en este asunto».

Quien se encargó de lanzar mensajes a los sectores provida del electorado del PP, que ya han celebrado dos manifestaciones multitudinarias en Madrid en contra del incumplimiento del programa electoral del PP, fue el ministro de Justicia. En Onda Cero, Rafael Catalá insistió en que el aborto «no es un derecho» y recordó que en los años ochenta se alcanzó un «amplio y difícil» consenso, pero que en 2010 el PSOE «consideró que había que darle un par de vueltas», lo que, según él, produjo «cierta ruptura».

Defender al nasciturus

Pero por mucho que insistiese ayer el ministro de Justicia, asociaciones como Derecho a Vivir -informa Servimedia- echaban en cara al Gobierno de Rajoy que la ley que va a pemitir, «convierte el aborto en un derecho de la mujer». Por ello, su portavoz, Gádor Joya, reclamaba al PP defender a los «nasciturus» como cuando no estaba en el Gobierno. Joya subrayó que «es incomprensible que un partido que, estando en la oposición recurrió ante el Constitucional la ley del aborto, no haya retirado dicho recurso al llegar al Gobierno con mayoría absoluta».