Vídeo: una rata corretea por la zona de quirófanos de urgencias del hospital de Bellvitge

El roedor recorre el pasillo que conecta con la sala de reanimación para casos vitales del centro de referencia catalán

Actualizado:

No se trata de paredes desconchadas, ni de goteras, ni de manchas de humedad. El mal estado en el que se encuentran las infraestructuras de algunos hospitales públicos catalanes de referencia como el de Bellvitge, uno de los más afectados por los recortes sanitarios de estos últimos años, «traspasa cualquier línea roja», según denuncian los sindicatos del centro.

ABC informó el pasado 9 de diciembre sobre la precariedad de algunas de las instalaciones básicas de los hospitales del Instituto Catalán de la Salud (ICS). Ahora, una prueba gráfica a la que ha tenido acceso ABC constata los límites a los que se ha llegado en Bellvitge, centro en el que, según denuncian los trabajadores, se cometen desde hace años «graves irregularidades», entre ellas «que los celadores practican autopsias».

En el vídeo aparece una rata recorriendo el recinto en el que está instalado el único quirófano de urgencias del hospital. El roedor circula por el pasillo que conecta con la sala de reanimación para casos de urgencias vitales y también con la única área quirúrgica de urgencias de todo el recinto sanitario.

Los sindicatos han denunciado en reiteradas ocasiones la falta de mantenimiento de la que adolecen las infraestructuras de este hospital, puntero en investigación y en determinadas especialidades, así como el hecho de que el nuevo servicio de urgencias del centro se encuentre ubicado en una zona del hospital alejada de donde está el único quirófano del servicio.

El nuevo edificio que alberga las urgencias de Bellvitge, de 45.000 metros cuadrados y que supuso una inversión de 86 millones de euros, se inauguró el año pasado, aunque no se traspasaron a las nuevas instalaciones el único quirófano del servicio ni tampoco la sala de reanimación, que siguen en el área de las antiguas urgencias, una de las zonas «más descuidadas» del centro, según los sindicatos.

UGT, Satse y Médicos de Cataluña han denunciado en reiteradas ocasiones la «inoperatividad» de esta situación, ya que, según afirman, «es incomprensible que el único quirófano de urgencias se encuentre a la otra punta del hospital». «Son muchos metros de distancia, que para una persona que se encuentra en un estado delicado pueden ser decisivos», indicaron a ABC fuentes de UGT. Las mismas fuentes confirmaron a este diario la precaria situación en la que se hallan las antiguas instalaciones del servicio, donde aparece la rata.

Los sindicatos consideran «muy grave» que un animal de estas características esté circulando por una zona tan sensible a infecciones. «Si hay una rata, quien me garantiza que no hay más», denuncian los trabajadores, que pedirán explicaciones al hospital.