El psicólogo clínico Pål-Ørjan Johansen y la investigadora Teri Suzanne Krebs - vídeo: youtube foto: emmasofia
según investigadores noruegos

Las drogas psicodélicas, tan seguras como «cualquier actividad cotidiana»

«No vemos una razón de salud pública para prohibir las sustancias psicodélicas», asegura un matrimonio de investigadores noruego que publicó en la prestigiosa «The Lancet» una carta en defensa de los derechos de los usuarios de estas drogas

Actualizado:

Una investigadora de la facultad de Medicina de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, Teri Suzanne Krebs ha publicado una carta en la prestigiosa revista de psiquiatría «The Lancet» en la que asegura que las drogas psicodélicas como el LSD o las setas alucinógenas «no son particularmente peligrosas cuando se las compara con otras actividades cotidianas».

La carta redactada por Krebs busca proteger «los derechos humanos de las personas que usan drogas psicodélicas». «Su prohibición tiene consecuencias negativas en los millones de individuos que encuentran útil estas drogas en entornos culturales fuera de las clínicas».

El escrito hace un defensa «histórica» del uso de estas drogas argumentando que se utilizan desde «hace 5700 años, y datan antes que las principales religiones organizadas».

«Aunque estas drogas pueden inducir temporalmente a la confusión temporal y emocional, las hospitalizaciones y lesiones graves son extremadamente raras. En general las drogas psicodélicas no son particularmente graves cuando se las compara con otras actividades comunes», asegura Krebs.

La investigadora cita a la OMS, encargada de evaluar, en el marco de una Convención de sustancias psicotrópicas, la política internacional sobre estas sustancias. Y en su primer comunicado aseguró que estas drogas «son usualmente tomadas con la esperanza de que conduzcan a una experiencia mística que conduce a una mayor comprensión de los problemas personales de los usuarios y del universo. Según explica la carta, la OMS no cita un ejemplo del peligro de drogas de origen natural como el peyote o la psilocibina y cita algunas anécdotas sobre el LSD. Esto no es de ninguna manera una evaluación de los daños en función de la evidencia», asegura la carta.

«Expandir el acceso al MDMA»

«No vemos una razón de salud pública para prohibir las sustancias psicodélicas», asegura el marido de Krebs, el psicólogo clínico Pål-Ørjan Johansen en un vídeo de Youtube. «Podría haber beneficios si nos alejamos del alcohol y nos acercamos al MDMA», asegura.

El matrimonio ha creado una organización sin ánimo de lucro, EmmaSofia que busca «expandir el acceso al MDMA y otras sustancias psicodélicas para uso médico, científico y legal» además de promover los derechos de los usuarios de estas drogas.

EmmaSofia está colaborando con una firma farmaceútica noruega que ya tiene licencia para manufacturar MDMA y drogas piscodélicas. De hecho, consideran que el uso de estas drogas incluso puede contribuir a luchar contra la adicción a la heroína.