Quince maneras de relajarse en cinco minutos
Jesús Ferrero / El Correo

Quince maneras de relajarse en cinco minutos

El estrés y las prisas son dos de los grandes males de hoy en día. Parece que nunca tenemos tiempo de nada. Pero hay que aprender a tomarse la vida con calma así que te damos 15 trucos para que relajarse sin perder tiempo

Actualizado:

El estrés y las prisas son dos de los grandes males de hoy en día. Parece que nunca tenemos tiempo de nada. Pero hay que aprender a tomarse la vida con calma así que te damos 15 trucos para que relajarse sin perder tiempo

123456789101112131415
  1. Andar 5 minutos

    Jesús Ferrero / El Correo

    Lo mejor y más rápida manera de relajarse en medio de una crisis de estrés o ansiedad es levantarse y ponerse a andar cinco minutos, solo. De esta forma verás la situación desde fuera y podrás relajarte por el hecho de estar en soledad prestando atención pero al mismo tiempo reflexionando sobre el problema.

  2. Hacer unas sencillas respiraciones

    Fotolia

    En yoga, la respiración es la fuerza vital pero no es necesario ponerse a hacer yoga para relajarse rápidamente. Simplemente basta con hacer una serie de respiraciones profundas y lentas desde la zona del estómago, notando cómo va pasando el aire. Tambié se puede practicar respiraciones alternadas con cada lado de la nariz, espirando por el lado contrario al que hemos inspirado. La intención es aumentar el nível de oxígeno en el cerebro.

  3. Evadir la mente

    Fernando G. Baptista / El Correo

    O lo que es lo mismo... Soñar despiertos. El nivel de estrés puede bajar considerablemente después de unos minutos evadiendo la mente y pensando cosas agradables e imaginándonos en una situación idílica en nuestro lugar de vacaciones preferido o junto a esa persona que tan bien nos hacer sentir. Autotransportarse a una realidad paralela ayuda a bajar la tensión.

  4. Tomarse un tentempié

    Reuters

    Aunque no debe convertirse en un hábito y con cuidado de la elección que hacemos, tomarse un pequeño tentempié ayuda a combatir el estrés pero hay que tomárselo en un lugar tranquilo, saboreándolo y siendo conscientes de su sabor, de los sonido y las sensaciones que produce al comerlo.

  5. Riega una planta

    Martín Olmos / El Correo

    Las plantas son grandes aliadas para calmar los ánimos así lo reflejaba un estudio de la Universidad de Washington State, según el cual pusieron a un grupo de personas con altos níveles de estrés en una habitación llena de plantas y, al rato, su tensión arterial había disminuido.

  6. Apaga el ordenador

    EFE

    Apagar el ordenador, o aunque sólo sea el monitor en la oficina, durante unos minutos ayuda a recuperar la sensación de libertad pero sobre todo en las horas anteriores a irse a dormir. Utilizar ordenador más allá de una hora antes de acostarse, y especialmente leer el correo electrónico, no permite desconectar de los problemas diarios y se llevará el estrés a la cama.

  7. Escuchar música

    ABC

    De lejos viene el dicho que la «música amansa las fieras» por lo que es muy beneficiosa para ayudar a conciliar el sueño o mientras se trabaja (si la profesión lo permite). Al escuchar esa canción especial se activa la dopamina, que suministra sentimientos de gozo y refuerzo.

  8. Comerse un chicle

    Javier Tuana / Fotolia

    Masticar chicle es una gran ayuda para liberar estrés y sobrellevar los nervios ya que al masticar se reduce el nivel de cortisol, una de las hormonas que generan estrés.

  9. Relajación muscular

    José Ibarrola / El Correo

    Como no siempre se tiene a mano un experto que ayude a liberar tensión de los músculos, hay un sencillo ejercicio de relajación progresiva, que es especialmente beneficioso para dormir bien y dejar a un lado los problemas del día que impiden conciliar el sueño. Sólo hay que focalizar la atención en los músculos de los pies, tensionarlos todo los posible y relajarlos. Así con cada músculo del cuerpo.

  10. Platanos y miel

    Mercedes Fittipaldi / Fotolia

    Cuando se note que el estrés se está apoderando de uno, un platano puede ser un gran aliado porque ayuda a bajar la tensión gracias al potasio. También un poco de miel, que, además de ser un gran antibiótico, ayuda a aportar azúcares buenos al organismo y evitar que el cerebro genere adrenalina y el cortisol, las hormonas del estrés.

  11. Meditar

    Jesús Ferrero / El Correo

    Una manera rápida y sencilla de relajarse es meditando unos minutos, sin necesidad de moverse del sitio. Respirar hondo y prestar atención a lo que pasa a nuestro alrededor pero sin fijarse en nada concreto. Con este simple ejercicio se mantiene la ansiedad y los nervios a raya.

  12. Contar hacia atrás

    Fotolia

    Cuando ya son muchas las horas en la oficina o los problemas se acumulan en la cabeza, una manera de olvidarse de todo y relajarse en un santiamén es contando al revés. Del diez al uno y del uno al diez de nuevo, muy despacio, fijando cada número en la mente.

  13. Mojarse las muñecas con agua fría

    ÀFP

    Si estás en la oficina y te empeizas a sentir muy agobiado y ves que el estrés se apodera de ti, levántate, ve al baño o a la fuente de agua más cercana y mójate la parte de atrás de las muñecas y detrás de las orejas para obtener una relajante sensación de frescor.

  14. Reír

    Fotolia

    Riendo conseguirás múltiples beneficios así que busca una página web con contenidos divertidos o vuelve a ver ese vídeo de youtube tan gracioso. Al reir el cerebro libera de endorfinas lo que nos da sensación de bienestar. Además de liberarte de los nervios y el estrés harás la vida de los que te rodean también más agradable si compartes con ello los motivos de tus risas.

  15. Té verde

    afp

    Las propiedades antioxidantes del té verde son de sobra conocidas pero también su capacidad para disminuir la agresividad gracias a a la L-taenina.