Sierra Leona es uno de los tres países más afectados por la epidemia de ébola
Sierra Leona es uno de los tres países más afectados por la epidemia de ébola - efe

Sierra Leona ordena tres días de confinamiento nacional por el ébola

Liberia registra un nuevo caso después de que se diera de alta al último paciente el 5 de marzo

Actualizado:

El presidente de Sierra Leona, Ernest Koroma, ordenó este sábado el confinamiento de seis millones de habitantes del 27 al 29 de marzo para contener el brote de ébola.

"Todo Sierra Leona debe quedarse en casa durante tres días, a partir del 27 al 29 de marzo", dijo el líder de Sierra Leona, durante un mensaje a la Nación.

Las restricciones obligan a "todos los ciudadanos a quedarse en casa desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde". Durante esos días además los restaurantes y bares estarán cerrados y prohibidas las actividades en las playas, precisó Koroma.

Sierra Leona es uno de los tres países más afectados por la epidemia de ébola con la vecina Guinea y Liberia. Tiene el mayor número de casos identificados -unos 12.000-.

Regresa a Liberia

La lucha contra el ébola también sigue en Liberia. Este viernes las autoridades identificaron el primer caso después de que dieran de alta el 5 de marzo al último paciente internado por el virus, confirmaron a Efe fuentes policiales. La nueva infectada es una mujer del distrito de Caldwell de los alrededores de la capital, Monrovia, cuyo caso es el primero detectado en veinte días.

Liberia esperaba ser declarada "libre de ébola" por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 13 de abril, una fecha que podría retrasarse tras identificarse este nuevo caso, según ha reconocido el portavoz policial Jacob McDonald. La OMS requiere 42 días sin identificarse ningún caso de ébola para declarar que el virus ha sido erradicado de un país.

La enferma fue diagnosticada en el Hospital de Tránsito de la Redención, gestionado por Médicos Sin Fronteras (MSF). El populoso barrio de Caldwell, donde vive, se encuentra cerca del suburbio de Saint Paul Bridge, una zona de las zonas más afectadas por el virus durante la epidemia, que se ha cobrado la vida de más de 4.000 personas desde marzo del año pasado.