Captura del vídeo de la periodista Chai Jing que denuncia las graves consecuencias de la polución en Pekín
Captura del vídeo de la periodista Chai Jing que denuncia las graves consecuencias de la polución en Pekín - abc

China censura el documental sobre la polución visto 150 millones de veces en internet

El régimen de Pekín lo elimina tras abrir un intenso debate sobre la contaminación que ha traído el desarrollo económico

Actualizado:

Tras ser visto más de 150 millones de veces desde que fue colgado en internet hace una semana, la censura china bloqueó este viernes finalmente el documental “Bajo la cúpula”, que analiza la contaminación que ha traído el insostenible desarrollo de las últimas décadas. Dicho vídeo, grabado por la periodista Chai Jing, se ha convertido en pocos días en un fenómeno viral en China, pero ayer ya no podía verse en Youku, la copia del censurado Youtube, ni en otros portales como Sohu o iQiyi, que pertenece al popular buscador Baidu.

Como suele ocurrir con todos los temas políticamente sensibles, el autoritario régimen de Pekín ha optado por prohibirlo porque estaba abriendo un peligroso debate social sobre la polución. Además, su éxito y posterior retirada de la Red ha coincidido con la reunión de la Asamblea Nacional Popular – el Parlamento orgánico chino –, que ve incrementada la seguridad en Pekín al tratarse de la cita política más importante del año.

Precisamente, el nuevo ministro de Medio Ambiente, Chen Jining, comparecía ayer en la Asamblea ante los medios, según informa la agencia France Presse. A preguntas acordadas de antemano, proclamó que “si queremos mejorar significativamente la calidad del aire, tenemos que reducir las emisiones contaminantes”, un reto que consideraba “muy difícil” y que “requerirá un esfuerzo adicional”. El ministro, que previamente había alabado el documental, no se refirió en ningún momento al mismo y ningún periodista chino le preguntó por él, ignorando luego a los corresponsales extranjeros que se acercaron a conocer su opinión mientras se marchaba a toda prisa.

Con el título “Bajo la cúpula: investigando la niebla tóxica de China”, este documental es una conferencia que la antigua reportera de televisión Chai Jing imparte sobre la polución. Apoyándose en sobrecogedoras imágenes y testimonios de expertos y víctimas, su historia ha conmovido a la audiencia porque la periodista decidió grabarlo tras descubrir que su hija había nacido con un tumor atribuido a la contaminación, que los médicos pudieron extirparle.

Por encima de las desigualdades sociales y la falta de libertades, la contaminación es el problema más grave al que se enfrenta China. Las grandes ciudades de la industrializada costa se encuentran cubiertas por una espesa nube que cubre el cielo y eclipsa el sol y se debe al humo de las fábricas, a la quema de carbón en las centrales térmicas para producir electricidad, a los tubos de escape de los coches y al polvo de las obras. La polución está tan extendida que el 70 por ciento de la población china estuvo en 2012 expuesto a unos niveles superiores a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de partículas PM 2,5, tan pequeñas que se cuelan en los pulmones y originan enfermedades como cáncer, dolencias coronarias y derrames cerebrales.

Sendos informes oficiales han estimado las muertes por contaminación en China entre 300.000 y 670.000 en 2012, pero otro estudio anterior de la revista “The Lancet” elevaba dicha cifra a 1,2 millones en 2010, un 40 por ciento de las registradas en todo el mundo.