Un grupo de activistas pide a los suizos que «dejen de comer carne de perros y gatos»

El colectivo asegura que se trata de una práctica habitual, sobre todo en época navideña

Actualizado:

La noticia es sorprendente y repugnante a partes iguales. Un grupo de activistas ha entregado al parlamento suizo una petición con 16.000 firmas para pedir a los ciudadanos que dejen de comer carne de perro y gato.

Tal y como publica la BBC, «alrededor de un 3% de la población come en secreto carne de animales domésticos». De hecho, y según Tomi Tomek, presidente del grupo de protección animal «SOS Chats Noiraigue», se trata de un plato común en numerosos hogares, sobre todo durante fechas destacadas.

Aunque la Oficina de Seguridad Alimentaria del país ha asegurado a la BBC que en Suiza no ocurre tal barbaridad, dado que el bienestar de los animales es prioritario en el país, también ha aclarado, no en vano, que «lo que la ley prohíbe es vender carne de perro o gato, pero no hay ninguna aclaración sobre la posibilidad de que la gente coma carne de sus propios animales».