El vídeo muestra el acoso que una mujer puede llegar a sufrir por las calles - youtube
acoso verbal

Una joven recibe más de 100 «piropos» en diez horas caminando sola por Nueva York

Se trata de una iniciativa para denunciar el acoso verbal del que son víctimas las mujeres en las calles. La actriz de 24 años recibió amenazas de violación después de publicarse el vídeo

Actualizado:

«¿Cómo estás hoy?»; «Sonríe»; «¿Qué tal hermosa?, que tengas un buen días»; «Dios te bendiga, mami»; «Guapa»; «Hola, buen día. Que Dios te bendiga, que tengas un lindo día, si?», le dice un hombre que la sigue durante cinco minutos. «¿No quieres hablar? ¿Porque soy feo? ¿Eh? ¿Podemos ser amigos? ¿No hablas? Si te doy mi número, ¿me hablarías? ¿demasiado feo para ti?

Más de 100 «piropos» o más bien demostraciones de acoso verbal recibió la actrizShoshana B. Roberts de 24 años, durante las diez horas que caminó sola por distintas zonas de Manhattan.

Con unos sencillos vaqueros negros y una camiseta negra, decidió hacer un interesante experimento: caminar sola durante diez horas por distintas zonas de Manhattan para comprobar el acoso que puede sentir una mujer en las calles. ¿El resultado? Poco sorprendente: hombres de diferentes edades y clase social le propinaron toda clase de comentarios e incluso alguno, llegó a seguirla. Ello sin contar los silbidos y los innumerables guiños de ojos.

Acompañada por un compañero que iba delante de ella con un cámara GoPro, la idea del proyecto es de Hollaback, una organización que pretende detener el acoso verbal en las calles. «La verdadera motivación del acoso verbal es la intimidación. Concebimos un mundo donde el acoso verbal en las calles no sea tolerado y en el que todos podamos disfrutar de un acceso equitativo al espacio público», señalan en su página web en la que también incitan a las mujeres a documentar, localizar y compartir los incidentes grabándolos en sus teléfonos.

Amenazas de violación

Hollaback ha denunciado en su cuenta de Twitter que la joven recibió amenazas de violación después de publicarse el vídeo.

«Las amenazas de violación indican que estamos golpeando un nervio», indicó el director de Hollaback Emily May a Newsday. «Queremos hacer algo más que tocó un nervio sin embargo, queremos que los neoyorquinos se den cuenta -de una vez por todas - que el acoso no está bien, y nos negamos a tolerarlo»