Puerta de entrada al Hospital Carlos III, donde está ingresada Teresa Romero - AFP

Teresa Romero, sin rastro de ébola

Una nueva prueba PCR da negativo, aunque en 24 o 48 horas se deberá confirmar el resultado con otro test

Actualizado:

Teresa Romero ha dado negativo en la última prueba PCR, «cero carga viral», según ha anunciado esta tarde la portavoz de la familia, Teresa Mesa, tras recibir esta información de los médicos que atienden a la paciente en el Hospital Carlos III de Madrid. La total recuperación de la auxiliar de enfermería no es aún definitiva, aunque está cada vez más próxima. La enferma deberá tener otro PCR (técnica de biología molecular que facilita identificar el ébola) negativo en 24 o 48 horas para que se pueda afirmar que ha superado el ébola.

A Teresa Romero, que permanece aislada en una de las plantas del hospital Carlos III, se le realizaba hoy una nueva prueba PCR para determinar si estaba libre del virus, mientras que a dos de los otros tres pacientes sospechosos se les sometía a un segundo análisis para confirmar el primero, que había dado negativo. La prueba realizada a la auxiliar de enfermería, analizada en el Centro Nacional de Microbiología(laboratorio de referencia del ébola en España), ha resultado finalmente negativa.

El Comité Especial para la gestión de la enfermedad por el virus ébola, que confirmaba en un comunicado el negativo de la enfermera infectada de ébola, informaba también de que continúan asintomáticas las quince personas que permanecen en el hospital por haber mantenido contacto con Teresa Romero. Asimismo explicaba que otras dos personas que están en investigación -un hombre que compartió la ambulancia con Romero y un viajero procedente de Nigeria- también daban negativo en la segunda prueba de PRC.

Mejoría de Teresa en los últimos días

La salud de Teresa Romero había mejorado notablemente en las últimas 48 horas y desde el sábado estaba ya «prácticamente recuperada» de sus pulmones, los órganos que más preocupaban al equipo que la ha atendido en el Hospital Carlos III desde que fuera ingresada en este centro, en la madrugada del pasado 7 de octubre.

Romero no necesitaba oxígeno desde ayer sábado y ya había comenzado a tomar alimentos por vía oral, aunque mantenía la vía intravenosa. En las últimas horas continuaba su lenta mejoría y se mostraba «muy contenta» y con «muchas ganas de salir». Este domingo, la portavoz de la familia, Teresa Mesa, aseguraba a su llegada al hospital Carlos III, donde acudió para visitar al marido de la enferma, Javier Limón, que la auxiliar de enfermería había pasado «buena noche».

Sólo una horas más tarde, Teresa Mesa ha anunciado que el resultado del PCR al que fue sometida Teresa Romero este domingo resultaba negativo. La portavoz ha afirmado que todavía hay que ser prudente, pero le consta que los médicos son muy optimistas, y creen que el segundo test dará también negativo. «Está espectacular, ya se levanta, come prácticamente de todo y está muy, muy bien», ha añadido al tiempo que ha comentado que tiene muchas ganas de salir y de «enfrentarse al mundo».

Tras irse reduciendo notablemente en los últimos días, el virus existente en su sangre ya se situaba en las últimas horas en niveles prácticamente indetectables e incluso el resultado de alguna prueba ya dio negativo. Sin embargo, los sanitarios necesitaban dos pruebas negativas seguidas sin la presencia del antiviral en sangre para confirmar la recuperación prácticamente definitiva de Teresa Romero. Si no, el resultado de las pruebas quedaría en cierto sentido «falseado». Es decir, sería como tomarse la temperatura mientras se está bajo los efectos de un fármaco antipirético, de los indicados para hacer bajar la fiebre.

Maripaz Sánchez Seco, responsable del laboratorio de argovirus y enfermedades víricas importadas del Centro Nacional de Microbiología, explicaba horas antes de conocerse el resultado del análisis de Teresa Romero que, en caso de ser negativo (como así ha sido), tendrá que volver a confirmarse dentro de dos días, como marca el protocolo.

Romero, que fue ingresada hace 21 días al sentir los primeros síntomas del ébola, se infectó al tratar a un religioso español de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios enfermo de ébola, que fue repatriado desde Sierra Leona y falleció pocos días después.

Resto de pacientes en investigación

Además de Romero, dos de las tres personas que estaban también en investigación aguardaban el resultado de un segundo análisis PCR tras haber dado negativa en la primera prueba. En ambos casos ha resultado negativo. Se trata del viajero procedente de Nigeria y de un hombre que compartió la ambulancia con Teresa Romero.

El sábado ya fue dado de alta el misionero español de la Orden de San Juan de Dios que estaba ingresado desde el pasado jueves. Se trataba de un ingreso bajo observación de bajo riesgo, al no haber estado en contacto con personas contagiadas por el ébola durante su estancia en Liberia, desde donde llegó a España hace una semana.