El ministro español, Pedro Morenés, durante su encuentro con el secretario de Defensa de Estados Unidos - MINISTERIO DE DEFENSA

Morenés: «Los riesgos por el uso de las bases de EE.UU. contra el ébola son mínimos»

Ya es operativo el acuerdo para que transportes estadounidenses procedentes de los países afectados paren en Morón y Rota

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, insistió este sábado en que el acuerdo cerrado con Estados Unidos –la escala en Morón y Rota de transportes militares estadounidenses procedentes de los países africanos más afectados por el ébola– no supondrá ningún riesgo para España. «Los riesgos son mínimos, por no decir que no existen», dijo Morenés en Washington, donde a última hora del viernes cerró el acuerdo con el secretario de Defensa de EE.UU., Chuck Hagel, dándolo como operativo ya desde ese momento.

«Habrá un seguimiento de los protocolos y nuestras exigencias se aplicarán a rajatabla», explicó el ministro en rueda de prensa. Aunque no lo dijo de modo expreso, Morenés dio a entender que los soldados estadounidenses que hayan estado en África, en el marco del despliegue médico-militar diseñado por EE.UU., no podrán salir de las bases y relacionarse con la población local. Indicó que, por propio interés, los mandos estadounidenses seguirán los protocolos establecidos para evitar que la enfermedad se propague entre su personal.

Estados Unidos ha aceptado, según el ministro, que España estudie cada tipo de operación y «cada caso uno por uno». Además del transporte de militares, el acuerdo incluye el transporte de material. De hecho, recientemente ya se produjo la parada en Morón, para repostar, de un envío de material que procedía de la base estadounidense de Ramstein (Alemania) y se dirigía a Senegal. La base de Sevilla acogió la escala en el trayecto de ida y de vuelta.

Morenés consideró que no todos los transportes estadounidenses se harán a través de Morón o Rota, pues el Pentágono tiene otras vías para acceder a los países africanos afectados. «Tenemos confianza en un país con desarrollo sanitario y que tiene trasparencia sobre los protocolos que aplica. Estados Unidos es el primer interesado en velar por la salud de sus propias fuerzas armadas», afirmó.

El ministro añadió que durante su viaje –además del Pentágono visitó el cuartel general de Tampa, sede del comando central y sur de Estados Unidos– ninguna autoridad estadounidense ha planteado que España envíe soldados a Liberia, Sierra Leona o cualquier otro país con especial incidencia del ébola. En cuanto a otras posibles actuaciones internacionales, Morenés indicó que España está pendiente de lo que se decida en Bruselas.

Despliegue de 300 soldados en Irak

El titular español de Defensa también trató en EE.UU. sobre el despliegue de hasta trescientos soldados en Irak para adiestrar a las Fuerzas Armadas de ese país sobre operaciones especiales y sobre desminado y artefactos explosivos improvisados, asuntos sobre los que ya dirige programas en la OTAN y en el seno de la UE.

El Gobierno pedirá esta semana en el Congreso la autorización para esa participación militar exterior. El personal militar español podría ya estar operativo en suelo iraquí a finales de año. La puesta en marcha del operativo internacional en apoyo a la ofensiva contra el Estado Islámico supondrá también una utilización «más intensa» de las bases de Morón y Rota por parte de Estados Unidos.