Personal médico liberiano toma la temperatura de los marines estadounidenses, a su llegada el pasado jueves a Monrovia
Personal médico liberiano toma la temperatura de los marines estadounidenses, a su llegada el pasado jueves a Monrovia - embajada de ee.uu. en liberia
crisis del ébola

Cien «marines de Morón» preparan en Liberia el despliegue de EE.UU.

Washington pide a Madrid agilizar el tránsito logístico en el espacio aéreo español

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un centenar de marines estadounidenses del grupo de reacción rápida de la base militar de Morón de la Frontera (Sevilla) se encuentran ya en Liberia como parte del dispositivo del Pentágono para contener la epidemia de ébola en África Occidental, que se ha cobrado más de 4.033 vidas y 8.033 infectados desde que en diciembre de 2013 falleciese en Guinea el presunto paciente cero, un niño de dos años que habría contraído la enfermedad a través de un murciélago.

El objetivo de este despliegue de los «marines de Morón» es apoyar logísticamente el grueso del despliegue de 3.200 militares de EE.UU. de la 101 Division Aerotransportada que tendrá lugar a finales de este mes, así como atender a necesidades urgentes para combatir más efectivamente la epidemia.

Cuatro «helicópteros» Osprey

Hay que recordar que EE.UU. desplegó en junio de 2013 a 550 marines en Morón -cifra aumentada a 850- para hacer frente a crisis en África tras el ataque sufrido por el consulado estadounidense en Bengasi (Libia) el 11 de septiembre de 2012 y en el que fue asesinado su embajador.

En su despliegue en África Occidental, los marines de este destacamento militar especial contarán con dos aviones KC-130J «Súper Hércules» de reabastecimiento en vuelo y cuatro MV-22 Osprey, la ultra rápida aeronave de rotores basculantes (convertiplano) que ofrece las facilidades de maniobra de un helicóptero y la velocidad de un avión de transporte militar, teniendo una capacidad de desplazar a 24 «marines», pudiéndose así introducir más fácilmente en áreas inaccesibles del interior de Liberia o Senegal gracias a su despegue y aterrizaje vertical. «Lo que nos podría llevar cuatro días, con estos aparatos podemos hacerlo en 35 minutos», explicó el general Darryl Williams, al mando de este operativo. «Lo bueno de desplegar en Liberia es que nadie nos dispara», apostilló.

El pasado 16 de septiembre, el presidente estadounidense, Barack Obama, anunció el envío del contingente de 3.200 efectivos que construirá 17 centros de tratamiento del ébola, entrenará a miles de sanitarios africanos y establecerá un centro de coordinación.

La epidemia del ébola será uno de los asuntos que tratarán el ministro de Defensa, Pedro Morenés, en su visita del próximo viernes a Washington, donde se entrevistará con su homólogo estadounidense, Chuck Hagel.

EE.UU. ya ha pedido al Ministerio de Defensa español autorización para que todos los vuelos con material logístico y de apoyo al despliegue estadounidense en la denominada operación «United Assistance» (Asistencia Unida) puedan surcar el espacio aéreo español sin necesidad de pedir permiso en cada uno de los vuelos.

EE.UU. prevé que Rota (Cádiz) -con la llegada de buques militares con el material para el despliegue- y Morón de la Frontera (Sevilla) con el envío desde allí en avión, puedan apoyar la fase del despliegue desde un punto de vista logístico.

La semana pasada, dos vuelos partieron ya desde la base sevillana de Morón de la Frontera con material para el despliegue. EE.UU. emplea para este transporte aviones C-17 «Globemaster III» o C-5 «Galaxy».

Ayer, en la rueda de prensa del Consejo de Ministros, el ministro Morenés afirmó que el Ejército español está desarrollando una acción compartida en la UE sobre el ébola y sus posibles formas de hacerle frente: «España es solidaria en un asunto que nos afecta a todos, primero con los países que lo están sufriendo de forma tan brutal, como son los africanos, y porque la contención de las enfermedades allí, que hoy por hoy es realmente difícil es garantía no solo de su propia seguridad sino de la nuestra».

Soldados británicos

EE.UU. no es el único país que ha desplegado tropas en el África Occidental, Reino Unido también ha aumentado esta semana su ayuda con el envío a Sierra Leona de 750 soldados, un barco hospital y tres helicópteros.

Sierra Leona, con cerca de 880 muertos por el virus, ha recibido estos refuerzos tras las peticiones de mayor ayuda internacional del presidente, Ernest Bai Koroma, quien insistió en que «la respuesta global contra el ébola está siendo más lenta que la enfermedad», informa Efe.