Javier Limón, marido de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada por virus del ébola, en la ventana de la habitación del Hospital Carlos III
Javier Limón, marido de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada por virus del ébola, en la ventana de la habitación del Hospital Carlos III - efe
ébola en Madrid

Más optimismo respecto a la supervivencia de Teresa Romero

Mejora clínica como analíticamente en las últimas horas. Aún así, su pronóstico sigue siendo grave y no se descartan complicaciones.

Actualizado:

La auxiliar de enfermería Teresa Romero presenta una mejoría desde la mañana. Hay más optimismo respecto a su supervivencia ya que «ha mejorado clínica como analíticamente», señalan fuentes sanitarias. Aún así, su pronóstico sigue siendo grave y no se descartan complicaciones.

Esta mañana, ABC informaba de que Romero está consciente, respira por sí misma y que ha recibido este viernes otra dosis de plasma de la hermana Paciencia, que se unen a las dos dosis que recibió ayer de la religiosa. El miércoles recibió una dosis de otra de las hermanas llegadas de Liberia que superaron el virus y el martes otras dos (seis en total). La auxiliar también está tomando el antiviral favipiravir.

La noche del jueves la auxiliar se encontraba sin fiebre, con las constantes vitales estables y respirando por sí misma. Sin embargo, «el pronóstico es grave», aseguraban fuentes sanitarias a ABC. Romero ha sufrido un fallo multiorgánico grave. Concretamente tiene afectados el pulmón y el hígado, dos órganos vitales. También ha perdido el apetito. «Lleva dos días sin comer», señalaron las mismas fuentes.